Con expectativas de venta los artesanos se instalaron en el Paseo Bossetti

Al ser desmantelados sus puestos para las refacciones en la plaza 9 de Julio, ayer lunes los artesanos se trasladaron al Paseo Bossetti. Alrededor de seis trabajadores se resistieron y pretendían permanecer en la plaza, pero finalmente hoy están reubicados en el nuevo lugar. Ahora, están a la espera de que la gente vaya a visitarlos. Según lo expresado por ellos, la Asociación de Artesanos se disolvió porque “el presidente y el tesorero sólo pensaban en sus intereses”, acusaron.

Audio: Julia Barrios (Radio Libertad 92.5)

Julia Barrios, una de las artesanas que realiza pinturas sobre tela y trabajos de crochet sostuvo en diálogo con Misiones On Line que “ayer hubo resistencia por parte de seis compañeros que no entraron en razones, pero finalmente hoy están acá. Creo que todos tenemos que adaptarnos. El lugar está hermoso y estamos muy contentos. Ahora esperamos que la gente nos visite. Porque por ahí, son muy cómodos, y quieren todo a la vuelta de la esquina.”

La artesana expresó que desde la secretaría de Cultura prometieron hacer una campaña de publicidad para difundir el nuevo lugar donde se encuentran. También el secretario de Turismo les dijo que los iba a promocionar.

En ese sentido, Barrios manifestó que “desde nuestra parte, también vamos a hacer promoción. Repartiremos volantes y ese tipo de cosas, porque de esto vivimos. Tenemos todas las expectativas y la fe de que la gente va a venir”, agregó

Con respecto a la Asociación de Artesanos, la mujer respondió que “la comisión entera renunció, sólo quedaron el presidente, Guillermo Wilke y el tesorero, Guillermo Shakespeare, no había consenso con ellos, no podíamos seguir perdiendo tiempo allá (refiriéndose a la plaza 9 de Julio). Así que ahora, cada uno de nosotros vino como independiente”.

Otro de los artesanos, Osvaldo, también opinó sobre la diluida asociación: “era una pérdida de tiempo esperar a que la jueza dé lugar al recurso de amparo que proclamaban Wilke y Shakespeare. Nos engañaban con ese tema, mientras que por debajo hacían sus negociaciones para tener cinco o seis puestos acá en el Bossetti. Nosotros nos interiorizamos con un abogado y nos dijo que sería inútil seguir allá y que era ingenuo pensar que podríamos volver a la plaza 9 de julio una vez que hayan terminado las obras”.

Uno de los artesanos que trabaja con madera, José Rolón explicó que se encontraba indignado por la forma en que los desalojaron ayer. “Ni siquiera esperaron. Yo fui uno de los últimos en salir, pero era porque estaba terminando un pedido, no porque me hacía el rebelde. Fue muy feo, porque tiraron todo abajo, me rompieron tres cuadros”, dijo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE