Aseguran que la Provincia puede aguantar la tormenta financiera

El secretario de Hacienda, Daniel Hassan, completó la presentación del Presupuesto 2009 en la Legislatura. Indicó que el impacto global no será tan duro en Misiones.

Previsibilidad. Hassan brindó los detalles del proyecto de Presupuesto 2009.

Previsibilidad. Hassan brindó los detalles del proyecto de Presupuesto 2009.

La economía misionera mantendría el crecimiento pese a las turbulencias financieras globales. La preocupación oficial pasa por la caída de algunas exportaciones, pero se considera que los alimentos sostendrán el ritmo, aunque haya una caída de los precios.

Las consideraciones fueron realizadas por el secretario de Hacienda, Daniel Hassan, quien ayer le dio la puntada final al análisis del Presupuesto provincial para 2009, que mantiene una pauta moderada de crecimiento, con el apuntalamiento al área social y un paulatino desendeudamiento que hace más previsible el manejo de los recursos. Hassan consideró que el impacto de la crisis no se sentirá tanto en los recursos públicos -en lo mismo coincidió el director de Rentas, Miguel Arturo Thomas-, quien expuso antes, ante la comisión de Presupuesto de la Legislatura-, por la austeridad fiscal y aumentos de gastos de acuerdo a los recursos, que viene siendo aplicada desde hace algunos años. “Por suerte, la crisis nos encuentra aislados. Puede haber problemas con algunas exportaciones, sobre todo las más industrializadas. Pero el consumo de los alimentos, que es a lo que apuntamos, se mantiene. Puede haber una caída de los precios, pero no de cantidad”, indicó.

De todos modos, recomendó “mucha mesura, controlar el gasto público y volcar los recursos al sector productivo y pequeñas y medianas empresas para sostener el crecimiento”.

El secretario de Hacienda ratificó que se mantendrá la política de subsidiar las tasas para otorgar créditos al sector productivo, en acuerdos con los bancos.

Otro eje de la presentación de Hassan ante los diputados, fue la evolución de la deuda pública. “Misiones está en un proceso de desendeudamiento producto del buen manejo de los recursos y del crecimiento de la recaudación propia. Mejoramos el perfil de la deuda y lo hicimos más previsible al renegociar todo con la Nación y en pesos, ya no en dólares”, aseguró.

Entre 2005 y 2008 hubo vencimientos por 1.235 millones de pesos, de los cuáles la Provincia pagó 464 millones y el resto fue refinanciado por la Nación a través de distintos Programas de Financiamiento Ordenado.

La deuda pública actual es de 3.262 millones de pesos, de los cuáles el 71 por ciento está ajustado por el Coeficiente de Estabilización de Referencia y solo un seis por ciento en dólares -en 1999, estaba el 72 por ciento-.

Además, -nunca en el mejor momento-, se redujo a 419 millones de pesos la deuda con los bancos y el resto se concentra en manos de la Nación. Para el año que viene hay vencimientos por 366 millones de pesos, 265 de amortización de capital y el resto de intereses. Además, la deuda flotante actual es de 188 millones de pesos.

También se redujo el nivel de endeudamiento al no tomar más créditos y asegurarse el funciomiento con los recursos propios. Un detalle saliente en medio de la crisis global es que durante la década pasada, Misiones tenía una calificación de riesgo crediticio otorgada por Standard & Poor’s, una de las clasificadoras que fueron responsabilizadas por parlamentarios estadounidenses de la crisis actual y sus consecuencias -aseguran que no sólo empujaron la crisis, sino que ganaron mucho dinero con los títulos contaminados con las hipotecas subprime que causaron el crack-. Ahora el “riesgo crediticio”, lo mide directamente la Nación.

Las previsiones para el año que viene

El secretario de Hacienda, Daniel Hassan, junto a los demás funcionarios de su cartera, precisó que la previsión de gastos para el año que viene alcanza a 4.157 millones de pesos, más 366 millones de pesos de deuda entre amortización e intereses, lo que totaliza 4.422 millones, 23 por ciento más que este año. El 41 por ciento de los recursos se deriva al área social -con una participación prioritaria de Educación con un 30 por ciento-. Se registra una caída en comparación con este año del 12 por ciento en referencia al pago de deudas.

Los fondos destinados al personal de la administración pública aumentarán 33 por ciento y los de obra pública un 17 por ciento.

Los recursos propios alcanzarán un estimado mínimo de 587 millones de pesos y 2.424 millones vendrán de la Nación. En tanto, se debe refinanciar vencimientos por 311 millones a través del Plan de Financiamiento Ordenado. Además, se modificará el texto del presupuesto para incorporar un “mínimo de un peso” por habitante para la atención primaria de la salud, en lugar del un peso previsto inicialmente.

Aseguran que la Provincia puede aguantar la tormenta financiera

El secretario de Hacienda, Daniel Hassan, completó la presentación del Presupuesto 2009 en la Legislatura. Indicó que el impacto global no será tan duro en Misiones.

La economía misionera mantendría el crecimiento pese a las turbulencias financieras globales. La preocupación oficial pasa por la caída de algunas exportaciones, pero se considera que los alimentos sostendrán el ritmo, aunque haya una caída de los precios.

Las consideraciones fueron realizadas por el secretario de Hacienda, Daniel Hassan, quien hoy martes le dio la puntada final al análisis del Presupuesto provincial para 2009, que mantiene una pauta moderada de crecimiento, con el apuntalamiento al área social y un paulatino desendeudamiento que hace más previsible el manejo de los recursos.

Hassan consideró que el impacto de la crisis no se sentirá tanto en los recursos públicos -en lo mismo coincidió el director de Rentas, Miguel Arturo Thomas, quien expuso antes, ante la comisión de Presupuesto de la Legislatura-, por la austeridad fiscal y aumentos de gastos de acuerdo a los recursos, que viene siendo aplicada desde hace algunos años. “Por suerte, la crisis nos encuentra aislados. Puede haber problemas con algunas exportaciones, sobre todo las más industrializadas. Pero el consumo de los alimentos, que es a lo que apuntamos, se mantiene. Puede haber una caída de los precios, pero no de cantidad”, indicó.

De todos modos, recomendó “mucha mesura, controlar el gasto público y volcar los recursos al sector productivo y pequeñas y medianas empresas para sostener el crecimiento”.


El secretario de Hacienda ratificó que se mantendrá la política de subsidiar las tasas para otorgar créditos al sector productivo, en acuerdos con los bancos.

Otro eje de la presentación de Hassan ante los diputados, fue la evolución de la deuda pública. “Misiones está en un proceso de desendeudamiento producto del buen manejo de los recursos y del crecimiento de la recaudación propia. Mejoramos el perfil de la deuda y lo hicimos más previsible al renegociar todo con la Nación y en pesos, ya no en dólares”, aseguró.

Entre 2005 y 2008 hubo vencimientos por 1.235 millones de pesos, de los cuáles la Provincia pagó 464 millones y el resto fue refinanciado por la Nación a través de distintos Programas de Financiamiento Ordenado.


La deuda pública actual es de 3.262 millones de pesos, de los cuáles el 71 por ciento está ajustado por el Coeficiente de Estabilización de Referencia y solo un seis por ciento en dólares -en 1999, estaba el 72 por ciento-. Además, -nunca en el mejor momento-, se redujo a 419 millones de pesos la deuda con los bancos y el resto se concentra en manos de la Nación. Para el año que viene hay vencimientos por 366 millones de pesos, 265 de amortización de capital y el resto de intereses. Además, la deuda flotante actual es de 188 millones de pesos.

También se redujo el nivel de endeudamiento al no tomar más créditos y asegurarse el funciomiento con los recursos propios. Un detalle saliente en medio de la crisis global es que durante la década pasada, Misiones tenía una calificación de riesgo crediticio otorgada por Standard & Poor’s, una de las clasificadoras que fueron responsabilizadas por parlamentarios estadounidenses de la crisis actual y sus consecuencias -aseguran que no solo empujaron la crisis, sino que ganaron mucho dinero con los títulos contaminados con las hipotecas subprime que causaron el crack-. Ahora el “riesgo crediticio”, lo mide directamente la Nación.




Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE