“A los empleados municipales de Eldorado nos alcanza para comer pero no para enviar a nuestros hijos a la escuela”

El gremialista de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) Pedro Almada explicó la situación por la que atraviesa el empleado municipal de Eldorado y sostuvo que el sueldo “nos alcanza para comer pero no para enviar a nuestros hijos a estudiar”. Almada señaló que “el reclamo de la gente es por el tema salario. Estuvimos avisando al Ejecutivo desde hace tiempo ya que para agosto íbamos a estar, seguramente, pidiendo una recomposición salarial y no se está dando”.

El jueves fue convocada una reunión conciliatoria entre los empleados municipales y el Ejecutivo a la que concurrió el ex juez en lo Civil y Comercial, y actual asesor legal de la Municipalidad, Carlos María de la Cruz, quien solicitó una prórroga de 15 días pero finalmente la nueva audiencia fue fijada para el 9 de octubre, a las 10,30 horas.

El gremialista sostuvo que “nosotros, como siempre, flexibilizamos y vamos al diálogo. Cuando llegamos a esta instancia es porque ya no se aguanta más” y es que “el sueldo, en realidad, alcanza para comer pero no alcanza para hacer estudiar a nuestros hijos, ahí viene el problema porque cuando termina la escuelita del barrio ya no puede estudiar más y ya no tiene posibilidades de ser una persona importante para el día de mañana” y señaló, contundente, que “parece que sólo los que tienen cargos importantes tienen derecho a hacer estudiar a sus hijos”.

El delegado de UPCN dijo que “el Ejecutivo Municipal no está cumpliendo con los montos correspondientes a las diferentes categorías tal como lo establece el artículo 224 del Estatuto del trabajador municipal, específicamente respecto al sueldo básico.

“Hay una diferencia que el gremio UPCN encontró que no se está cumpliendo la escala de categorías, no pagan lo que corresponde. No estamos pidiendo nada fuera de lugar, solamente lo que marca la ley” y “en algunos casos, están pagando hasta 400 pesos menos y estamos pidiendo un reajuste salarial de 500 pesos”.

En cuanto a la suspensión provisoria del pago de Mayor Dedicación, el gremialista expresó que “por supuesto que no cae bien que el reajuste venga a espaldas de los que trabajan en la Municipalidad y estamos viendo que se está gastando por otro lado. Acá parece que no se animan a trabajar con el elemento municipal”. Los únicos que podrán percibir los haberes por Mayor Dedicación serán aquellos inspectores afectados a los controles de nocturnidad y los recolectores de residuos.

Castigo

La decisión del ajuste aparece como “un castigo al personal y que quieren implementar el miedo pero nosotros debemos reclamar lo nuestro”.

Almada, quien se refirió también a una reunión que se llevó a cabo el miércoles en la sede del CIC, del que participaron el Intendente Municipal y empleados, y donde Aguirre “se hizo el malo” para dar a entender “que el empleado está malgastando” y que por eso se llegó nuevamente a esta situación de crisis.

Para el gremialista “los que están malgastando es la gente de él, lamentablemente es así. A Norberto lo veo como un buen tipo pero me parece que no lo están acompañando bien, no le cubren bien la espalda”.

Puntualizó que “lo que estamos haciendo no es para desequilibrar al Intendente, lo que nosotros queremos es apuntalarlo y que él escuche”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE