Newell’s adquirió a Guido Barreyro y lo cedería a Tiro

Cuando jugaba para Guaraní. El pase del delantero se concretó en silencio y fue una sorpresa.

Cuando jugaba para Guaraní. El pase del delantero se concretó en silencio y fue una sorpresa.

Guido Barreyro, un “tapado” del presidente Eduardo López, se transformó en la nueva incorporación de Newell’s Old Boys, de Rosario, aunque no jugaría en esa entidad y sería cedido a préstamo a Tiro Federal.

El delantero misionero llega del fútbol de República Checa, tras un breve paso por las inferiores de Boca Juniors. Guido Barreyro, que el pasado 21 de junio cumplió 20 años, mide 1,96 de estatura y pesa 87 kilos. Nació en Posadas y dio sus primeros pasos en el fútbol en el club Guaraní Antonio Franco. En Boca se enteraron de sus cualidades y lo tentaron para sumarse a las inferiores del Xeneize, en las que estuvo durante un breve lapso. De ahí, se fue a jugar al Sparta Praga de República Checa, de donde proviene.

La dirigencia de Newell’s intentó mantener en secreto el nombre del futbolista, y hasta el momento sólo se sabía que Eduardo López tenía un “tapado” que llegaba con excelentes referencias. Pero la lengua intrépida de Caruso Lombardi reveló el misterio: “Está por firmar Barreyro, un pibe que es una apuesta a futuro”, comentó el técnico, a quien le gusta Leandro Armani, de Tiro Federal, por quien iría Guido, para jugar en la B Nacional.

Lo concreto es que el joven delantero ya superó la revisión médica en el club del Parque y sólo se espera por la resolución de una cuestión de papeles, para que el misionero firme su contrato con la Lepra, entre hoy y mañana.

Cabe aclarar que Guido Barreyro nunca estuvo en la lista de futbolistas solicitados por Caruso Lombardi y que es un jugador que le recomendaron especialmente al presidente de la entidad.

“Los únicos jugadores que yo traje a prueba son Monsalvo, Grazzini y Trombetta”, se encargó de aclarar el entrenador, despegándose de las evaluaciones de Gustavo Pinto, Fernando Batiste -que ya no están- y los puntanos Quiroga y Albarracín, quienes firmaron a préstamo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE