Misiones abre negociaciones con Itaipú para comprar energía

El gobernador de Misiones Maurice Closs encabezó ayer las conversaciones con las autoridades responsables de la represa brasileño-paraguaya.

Closs se mostró interesado en la posibilidad de unir los grandes mercados argentinos con el sur brasileño a través de las vías del tren.

Closs se mostró interesado en la posibilidad de unir los grandes mercados argentinos con el sur brasileño a través de las vías del tren.

Al pie da represa mais grande do mundo (en generación de energía), el gobernador Maurice Closs inició anoche un camino para cerrar la ecuación de contar con una matriz energética propia: comenzó las negociaciones para importar energía eléctrica producida por Itaipú y sumará a Misiones a un proyecto sumamente ambicioso: estudiar la factibilidad de usar el río Paraná en toda su extensión para sacar los productos del estado brasileño homónimo, aguas arriba de las Cataratas, para maximizar la potencialidad de la región.

El gobernador fue recibido por las autoridades brasileñas de Itaipú para iniciar las negociaciones de la compra de energía, sería en forma tercerizada a través de la Compañía Paranaense de Electricidad Limitada -que administra la energía-, para abastecer al mercado misionero, que ya cuenta con electricidad importada de Paraguay y generación propia con Urugua-í y termoeléctricas. Aunque las negociaciones recién dieron sus primeros pasos, las autoridades de Itaipú y Closs acordaron un nuevo encuentro el próximo 18 de abril, con Jorge Samek, el director general de la represa, y el gobernador de Paraná, Roberto Requiao.

El mandatario misionero, sin embargo, se vio sorprendido por una contrapropuesta que lo esperaba. Itaipú quiere realizar estudios para unir las cuencas del Paraná y del río de La Plata y necesitaba una pata argentina para conseguir el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo. El estudio de prefactibilidad de ampliación de las vías navegables o una ferrovía -son varias las alternativas bajo análisis- costaría 400 mil dólares y el BID subsidiaría 350 mil. Closs se ofreció como nexo en la Argentina para avanzar con los avales necesarios para que el país se sume al proyecto y en los próximos días habrá contactos directos con el flamante secretario de Transporte y Comunicaciones, Hermes Almirón.

El objetivo de los brasileños es contar con una vía alternativa para alcanzar los mercados globales desde el océano Atlántico o el Pacífico. Los costos por el agua serían sensiblemente menores: hoy cuesta 50 centavos de dólar por tonelada el kilómetro recorrido por tierra, 20 por el sistema ferroviario y sólo 10 a través de las vías fluviales. Pero el estado de Paraná está lejos de San Pablo y lejos de Buenos Aires y por eso busca diagonales para mejorar su competitividad. Para ello, podría habilitarse una esclusa de navegación en la represa y haría falta un dragado y señalización del Paraná hasta llegar a la futura unión con los puertos de Santa Ana y Posadas.

El gobernador misionero se mostró muy interesado en la posibilidad de unir los grandes mercados argentinos con el sur brasileño a través de las vías del tren, lo que reforzaría la ubicación estratégica de Misiones en el corazón del Mercosur.

Itaipú, considerada una de las siete maravillas del mundo moderno, genera 14 mil MW con la incorporación de las dos últimas usinas. Una sola alcanza para abastecer el consumo de una ciudad de 1,8 millones de habitantes, o lo que es lo mismo, casi dos Misiones juntas. La generación alcanza para cubrir el 20 por ciento de las necesidades del mercado eléctrico brasileño y el 95 por ciento de Paraguay.

Closs consideró que el avance de las negociaciones con Itaipú “marca una visión integradora de la región” y es el primer paso “para desplegar un trabajo conjunto”, más allá de la energía.

Con las autoridades de la represa también se habló de la salud y la posibilidad de que el Brasil derive a la provincia vacunas contra la fiebre amarilla. La usina, que se preocupa intensamente por la inserción en la comunidad, también tiene en carpeta, junto a las autoridades del estado de Paraná, financiar la creación de una universidad del MERCOSUR, con sede en la región.

Aunque la compra de energía directa de Itaipú está vedada para terceros que no sean Brasil o Paraguay, Closs señaló que las negociaciones abiertas servirán para “colocar en agenda” en los ámbitos presidenciales, la modificación de los tratados originarios. Por ejemplo, Itaipú no puede poner en marcha sus 20 turbinas por un acuerdo vetusto reclamado por la Argentina de la última dictadura y sólo puede generar con 18 turbinas a la vez.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE