Un adolescente murió ahogado en un criadero de peces en Villa Bonita

Gabriel Espíndola de 16 años, oriundo del pueblo de Villa Bonita, en la zona de Oberá, quien compartía un chapuzón con su hermano y otro amigo, murió ahogado en un tajamar ubicado en la propiedad de una conocida familia de empresarios de la zona de Villa Bonita, pueblo del que la víctima era oriunda. El hecho trágico sucedió el sábado pasado, a las 16, ocasión en que Gabriel estaba acompañado por su hermanito menor y otro amigo de su misma edad.

En un momento determinado el adolescente desapareció en las aguas turbias de un espejo artificial destinado a la cría de peces, en un predio conocido como “Establecimiento Juritsch” de Villa Bonita, que no estaba habilitado para el público.

Su desaparición había sido advertida en forma inmediata, por su hermanito de 13 años y su amigo de 16 que llegaron hasta la comisaría a dar parte del caso. Pronto llegó al lugar un móvil policial de la comisaría local, personal de bomberos y el grupo de operaciones especiales de la Unidad Regional II. A partir de allí, utilizando canoas, ganchos y tacuaras, trabajaron por el resto de la tarde y toda la noche para rescatar el cuerpo.

Finalmente a las 9:30 del domingo pudieron localizar los restos de Espíndola a varios metros de la costa. El cuerpo fue retirado y examinado por el médico policial, José Orlando Morales, quien determinó “Asfixia por inmersión”, y luego de los trámites legales fue entregado a sus familiares para velatorio e inhumación.

Mientras investigan el caso bajo la carátula de “accidente fatal” con intervención de la justicia de instrucción en turno de Oberá.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE