Meili: “Encontramos una institución desarticulada”

RELACIONADAS

El presidente de la Cooperativa Eléctrica de Montecarlo, Ricardo Meili, advierte que habrá una reducción de personal. También pretende una compensación de deudas con Emsa y se aleja de la conducción radical.

Nueva gestión. Meili de a poco va marcando su estilo en la cooperativa.

Nueva gestión. Meili de a poco va marcando su estilo en la cooperativa.

Hace pocos días asumió en la conducción de la Cooperativa Eléctrica de Montecarlo (CEML) y ya comienza a tomar decisiones. Ricardo Meili, el ex intendente de Montecarlo, asegura que se encontró con una administración “desarticulada”, pero que funciona y anticipa que posiblemente habrá despidos o reducción de personal.

“Me encontré con una institución que presta servicios y lo hace muy bien, pese a todo. Así que es una situación muy llamativa. Los servicios se prestan con bastante regularidad y bastante buen resultado y uno no puede concebir como eso se logra teniendo en cuenta la anarquía institucional que hay. Esto es una anarquía. La cooperativa tiene 138 empleados, hay 32 jefes y, esto llama mucho la atención. No hay una pirámide de mando. Una estructura organizacional administrativa. No hay un organigrama verificable y tangible. Hay muchos problemas, muchas deudas y muchos compromisos incumplidos que tenemos que pensar a ver para restituirlos y cumplirlos.

¿En este contexto, plantea reducción de personal?

-En principio lo que estamos haciendo es una evaluación profunda del personal existente. De los recursos humanos que tenemos. Una consultora está trabajando en ese sentido. Viendo qué recurso humano hay; cuántos son y cuáles. Cuál es el recurso humano potenciable, con el que se puede plantear una reingeniería y cuál es el recurso humano que no tiene muchas alternativas de poder hacerse algo y, en consecuencia, a partir de ese estudio veremos qué se hace con ese recurso humano improductivo o con muy escasa posibilidad de hacerlo rendir. Eso va a implicar alguna reducción de personal.

¿Van a plantear retiros voluntarios o despidos?

En algunos casos vamos a tener que negociar. En otros vamos a tener que discutir los alejamientos y, seguramente en algún otro casos, vamos a tener que despedir.

La gente en este contexto que usted plantea podría estar trabajando con miedo, porque piensa que lo pueden despedir en cualquier momento…

No. Hemos tenido contacto casi con todos y hemos afirmado que los que cumplen con una labor y que tienen definida su área de trabajo y están cumpliendo y tengan la absoluta tranquilidad que su trabajo está bien hecho no tendrán inconveniente alguno. Se lo seguimos manifestando en forma cotidiana. No habrá despidos injustificados.

Todos dicen que cuando asume una nueva conducción trae su gente. ¿Tiene previsto la incorporación de personal?

No. Sólo trataré de incorporar a una persona que es mi secretario, pero todavía está haciendo trabajo ad honorem. Tengo un grupo de colaboradores que vinieron conmigo, que es gente que trabaja en la docencia y lo puede hacer porque estamos en período de receso escolar. Mucha gente está todo el día a disposición de la cooperativa por el solo hecho de tratar de transformar una realidad. No es intención de esta administración incorporar personal.

La deuda con Emsa alcanza los cuatro millones de pesos. Usted se reunió con el presidente de Emsa López Ricci. ¿Llegaron algún acuerdo?

-Ellos quieren que paguemos y con plata, lo que pasa es que tenemos que entender varias cuestiones que hacen al contexto. Hoy la provincia de Misiones tiene un fuerte endeudamiento con esta cooperativa por el suministro de energía eléctrica a instituciones públicas, escuelas, hospitales. Estamos demandándoles un pago de alrededor de un millón de pesos. Pretendemos que con ese dinero se busque una especie de compensación con Emsa.

¿Las municipalidades le deben a la cooperativa?

– Sí. Y, de hecho en el caso de El Alcázar se firmó un convenio. Con Caraguatay, debo reconocer que no lo vi, pero entiendo que también y en el caso de Piray lo estamos analizando.

Usted dijo que la cooperativa tiene una deuda de diez millones. ¿A cuánto ascienden las acreencias?

A ocho millones de pesos. Pero debemos ser honestos nosotros no creemos que esa acreencias sean absolutamente ejecutables. Hay, una acreencia por ese importe pero gran parte de eso serán en corto plazo, pérdidas.

¿Incluyen empresas del Estado y privadas?

Sí. Pero fundamentalmente mucho de ese dinero es de terceros, de privados pero de personas que no tienen condiciones ni capacidad de pago y por tal motivo no habrá posibilidades de cobro.

¿Insiste con los diez millones de pesos?

-Insisto que hay deudas por más de diez millones de pesos.

Usted dijo que cuatro millones le adeudan a Emsa. ¿Y el resto?

-Hay más de dos millones de pesos a proveedores generales. 900 mil pesos chequeados a corto plazo. Hay compromisos firmados con distintas áreas de pagos a futuro. En el endeudamiento no figura la deuda que la CEML tiene con la Afip-DGI y Rentas que si bien figuran las cuotas mensuales que se están cumpliendo son productos de endeudamientos contraídos con anterioridad. Existe 1.750.000 pesos de Afip-DGI, 600 mil pesos se le debe en conjunto a Colsecor y Miscoopgas y, hay más de dos millones de pesos de convenios no cumplidos con el personal por ajustes de las masas salariales que no se llegaron a concretar con el Sindicato de Luz y Fuerza. Además tenemos 600 mil pesos para pagar al personal de Bonificación Anual por Eficiencia (Bae). También hay que decir que el manejo interno administrativo que se tenía era muy complejo y desorganizado

¿Cree que tiene el apoyo del Gobierno provincial?

-Yo espero que sí. Todavía no lo advertí porque no tuve la oportunidad de reunirme con el gobernador Maurice Closs. El presidente de Emsa, me dijo que vamos a contar con el apoyo del gobierno provincial; ya que por lo que él sabe el Gobernador está a favor de mi presencia en la cooperativa.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE