El tren de ALL tomó 40% menos carga misionera en 2007

Industriales de la provincia aseguran que , ante la imposibilidad de usar el tren, se ven obligados a transportar sus productos en camiones, lo que les generaría una fuerte perdida de competitividad. La compañía brasileña destina la mayor parte de su capacidad a clientes de su país de origen, como la sojera Agrenco

Las formaciones ferroviarias de la compañía brasileña América Latina Logística (ALL) trasladaron el año pasado 90.000 toneladas menos de productos elaborados por empresas misioneras. En contraposición, la presencia de cargas brasileñas en los vagones que pasan por Misiones creció exponencialmente. Exportadores locales aseguran que la concesionaria les retacea espacio para poder atender los compromisos asumidos con clientes de su país de origen. Aseguran que esa situación los obliga a asumir sobrecostos. En tanto que desde ALL indicaron que la caída en los volúmenes de carga tomadas en la provincia, se debe al «desinterés» de los propios empresarios locales.

Según datos de la ferroviaria, en los primeros once meses del año pasado se habían transportado 116.912 toneladas de madera aserrada, manufacturas de madera, pasta celulósica y tableros; mientras que en el mismo lapso de 2006 se habían trasladado 197.260 toneladas. Los datos indican una caída de 40 por ciento en los volúmenes operados.

En sentido opuesto varió la cantidad de carga proveniente de firmas extranjeras. Según un acuerdo firmado en 2006 por ALL con el trading sojero brasileño Agrenco, la ferroviaria se comprometió a mover 600.000 toneladas de semillas en 2007 y un millón por año a partir de 2008.

Solamente los fletes contratados por Agrenco representarían hasta ocho veces la totalidad de las cargas tomadas en Misiones.

Empresarios consultados por este medio aseguran que redujeron o directamente cortaron sus envios a Buenos Aires a través del servicio ferroviario, porque la concesionaria los «discrimina». Calificaron como «de muy mala calidad» a la prestación de ALL. «Nos dejan con los camiones parados por varios días en la estación de Garupá y cuando llegan las formaciones no hay lugar para nosotros», indicó un exportador de madera aserrada.

Por su parte desde ALL aseguraron que las empresas de la región no son discriminadas y atribuyeron la caída en los envíos a una «falta de interés» de los empresarios locales en utilizar el tren de cargas.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE