El «Brujo» confesó haber asesinado a Ramoncito

«Se quebró», dijo el fiscal Gustavo Schmitt, de la Fiscalía de Instrucción 3, de Corrientes. Schmitt se refería a César «El brujo» Beguiristain, quien confesó ante la Justicia haber asesinado, durante un ritual satánico, y arrancado la cabeza del cuerpo a Ramón Ignacio González, Ramoncito, el niño de 12 años que apareció hace 15 meses violado, torturado y decapitado en Mercedes, un pueblo de 60 mil habitantes al sur de Corrientes. En principio, la Justicia le había dictado la libertad por falta de mérito. Pero tras revocar esa medida, el Brujo, de 20 años, fue detenido el 9 de enero pasado en la localidad de bonaerense de Temperley, al sur del Gran Buenos Aires. El martes pasado lo trasladaron a Corrientes. Allí, admitió el homicidio ante el subjuez Adrián Cazarubia, del juzgado de Curuzú Cuatiá, que investiga el caso que conmovió a la provincia.

«Ahora tenemos bien en claro que Ramoncito murió en un ritual y en este aspecto ya sabemos quién lo mató, en qué circunstancias, con qué arma y el procedimiento utilizado para asesinarlo», dijo el fiscal Schmitt. Y apuntó que «esa muerte» se realizó por «encargo» y las «sospechas tienen que ver con alguien del entorno familiar» del chico.

La declaración de Beguiristain coincide con el testimonio de una nena de 14 años, amiga de Ramoncito, que presenció el ritual kimbanda –una ceremonia afrobrasileña– y vio cómo asesinaron al chico para «ofrendarlo a los dioses». Los investigadores trabajan con la hipótesis de que una persona «con afán de poder» haya encargado al Brujo la muerte del nene.

En su declaración, el imputado –según la causa había trabajado de carnicero y su madre practicaba el culto africanista umbanda– aportó información sobre «dos personas que también participaron del crimen», señaló el fiscal. Fuentes de la investigación indicaron que el martes, de acuerdo con el relato del Brujo, fue detenido un hombre de 33 años por la causa. «Esa persona fue contratada para violar al niño, aseguró el Brujo», sostuvieron fuentes de la causa. La otra persona implicada por Beguiristain es buscada hace meses por la policía. Con la confesión del Brujo, son siete los detenidos por el homicidio y un imputado aún se encuentra prófugo. (Página 12)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE