Advierten la falta de servicios para el turista y desmonte en el Moconá

El empresario turístico de Oberá, Nicolás Francisco Ostrorog dijo que los Saltos del Moconá son una buena opción para vacacionar. Pide se mantenga intacto el tramo entre Puerto Paraíso y los Saltos del Moconá, aunque lamentó que de ese sector se esté sacando cada vez más madera del monte nativo. Invitó a las travesías náuticas.

La travesía náutica en los Saltos del Moconá.

La travesía náutica en los Saltos del Moconá.

El empresario turístico de la agencia Transit 21 de Oberá Nicolás Francisco Ostrorog comentó en FM Show que el Moconá «tiene muchas particularidades».

Aseguró que la ruta costera 2 hasta Puerto Paraíso, que está a 35 kilómetros de El Soberbio está en perfectas condiciones, ya llegó el asfalto en ese tramo. Pero «desde Puerto Paraíso hasta los Saltos del Moconá tenemos 35 kilómetros más donde el camino es intransitable».

Indicó que su intención sería «dejar ese camino tal como está», y que se estaría preservando «la naturaleza en un espacio de reserva que tiene que quedar así tal cual».

El empresario turístico dijo que está faltando un plan global del manejo de turismo en esa zona, y que desde el gobierno se fomenten «las travesías náuticas desde ambas orillas, que serían los 35 km. desde Puerto Paraíso hasta los Saltos del Moconá, y de esta manera no estamos afectando la selva».

Por otro lado, consideró «increíble cómo están sacando madera todos los domingos. Hace seis meses sacaban mucha madera, ahora están sacando cuatro veces más. La gente que está controlando no dan abasto, son dos o tres para una amplia zona, se vuelve incontrolable».

Cambios e inversiones

Comentó que se está avanzando con las obras de la ruta costera 2, para así llegar con el asfalto al Moconá. «Lo que ocurre es que no está armado un sistema de servicios para que el dinero quede. Estos atractivos tienen que armarse para generar movimiento de dinero. Pero suele suceder, como en otros lugares, que el turista llega al lugar, saca las fotos y se va, porque no se le ofrece nada», expresó el empresario.

El empresario apuntó que cuando el turista está en el lugar, «satisfecho por todo lo que ve, está dispuesto a comprar más servicios, artesanía, comida, y eso es algo que todavía no se está aprovechando. Hay que hacer un negocio para que el turismo receptivo sea auto sustentable. Hacer una inversión inicial para poner en condiciones, después esto se tiene que auto sustentar para proteger la naturaleza. Esto todavía no está sucediendo», advirtió.

Ostrorog ilustró que en el Moconá los saltos caen desde el lado argentino al brasileño, «se hace un quiebre longitudinal sobre el río Uruguay, los brasileños tienen la platea y nosotros el escenario». Dijo que hay un Parque Nacional de ese lado, un pequeño camping, y desde las piedras del lado brasileño se puede apreciar perfectamente los Saltos del Moconá. Señaló que el camino por el lado brasileño es largo, «incómodo por la cantidad de ripio, que están en buenas condiciones pero que no tiene atractivos que justifiquen hacer ese trayecto».

Y aseguró que la travesía náutica «es algo espectacular, han venido turistas de todas partes del mundo, han hecho las excursiones más exóticas, más lindas del planeta en el Moconá».



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE