Joven denunciando por abusar de sus sobrinas menores

Sabto Pipó y Campo Viera: Tuvieron que pasar cuatro años para que una de las hermanas se animara a contarle a su madre los abusos a los que la sometía el tío desde que era muy chica. Como un perverso regalo de cumpleaños, cuando había cumplido nueve, el tío la inició en los abusos, que extendió hasta los trece, que tiene en la actualidad. Ahora habría intentado violar a la otra de 10 años y la verdad estalló. Las dos hermanas tienen 10 y 13 años y le contaron a su madre lo que había sucedido con cada una de ellas. La mujer no lo dudó y ayer denunció a su hermanastro en la comisaría de Campo Viera. La Policía recibió la orden de detención del juzgado, pero hasta el momento el sujeto permanece prófugo.

En el primero de los casos, los abusos comenzaron a mediados del año 2004 en el paraje El Bonito de la localidad de Santo Pipó, donde reside la familia. La niña de 13 años había manifestado a su madre que bajo amenazas y por medio de la fuerza, durante estos últimos cuatro años, su tío, quien vive en proximidades de su vivienda, la sometía sexualmente.

Pero hacen unos días el tío habría intentado violar en la casa de la abuela a la otra hermanita, la de 10 años y eso desencadenó que el drama familiar saliera a la luz.

El parte medico dice que la menor de 13 años tiene desfloración de larga data, mientras que la mas pequeña únicamente habría sufrido manoseos, sin presentar lesiones genitales.

El acusado (cuya identidad no se difunde para preservar la de sus sobrinas) continúa aún prófugo y seria inminente su detención.

Las actuaciones fueron giradas a la comisaría de Santo Pipo, bajo la caratulada de «Delito contra la integridad sexual con acceso carnal agravado por el vínculo».