Admiten que Piña tuvo en negro a los trabajadores por 14 años

Lo reconoció Carlos Di Marco, uno de los señalados por el obispo Marcelo Martorell como responsable de un desfalco en la Pastoral Social de Iguazú. El ex candidato a vice, dijo que iniciará una demanda laboral.

Reconocimiento. Di Marco cargó contra Martorell por su informe, pero admitió irregularidades en la Pastoral Social.

Reconocimiento. Di Marco cargó contra Martorell por su informe, pero admitió irregularidades en la Pastoral Social.

El ex titular de la Pastoral Social Iguazú, Carlos Di Marco, ex candidato a vicegobernador del Frente por la Dignidad, admitió ayer que trabajó en negro durante catorce años en la Diócesis de Iguazú que conducía el ex obispo Joaquín Piña. Además, reconoció que junto a su grupo de colaboradores, señalados por el actual obispo Marcelo Martorell como responsables de un “desfalco descomunal”, planea iniciar una demanda laboral para que se le reconozcan los beneficios y cargas sociales por todos esos años.

Di Marco habló ayer en Radio Libertad y cuestionó la auditoría realizada por el obispo Martorell que revela gruesas irregularidades en el manejo económico de la Pastoral Social y de Cáritas de Iguazú. Como Piña, también vinculó el informe a una pelea ideológica dentro de la Iglesia. “La Iglesia tiene dos rostros, la santa y prostituta. Ahora nos toca el rostro prostituto con Martorell a la cabeza. La intención del poder y Martorell es parte, es que Joaquín salga de la provincia”, acusó.

Sin embargo, admitió que se utilizaron 3.000 pesos provenientes de Cáritas Nacional en la campaña contra la reforma constitucional, del 29 de octubre pero para “educación ciudadana y política”.

“Es verdad que gastamos y eso él lo sabe, pero la maldad está en decir que usamos fondos en lo que no debíamos. No hubo ningún desfalco descomunal como él dice, y ahora va a tener que hablar el presidente de Cáritas Nacional, Martorell sostiene una media verdad”, dijo Di Marco.

“Es probable que ellos comiencen con la querella, pero yo tengo todas las pruebas para presentar, este prostituto nuevo de la iglesia de Iguazú tendrá que probar las cosas que dice”, acusó.

En cuanto al cobro de programas por parte de miembros de la pastoral, Di Marco señaló que “es totalmente falso, mentira, y lo cruel, el ensañamiento es que ellos lo saben. Yo durante mucho tiempo me tuve que arreglar con 1.100 pesos. A mí me gustaría que el Obispo diga cuánto gana, porque es una especie de ñoqui, que con un nombramiento del consejo escolar le asignan 30 dólares en Puerto Iguazú, porque no dan clases, y ellos lo saben”.

Perras mentiras

En relación al supuesto pedido de dinero del colaborador Guillermo Palazollo, Di Marco aseguró que “es totalmente mentira que reclame más de 6 mil pesos”, y añadió que “hay un programa con el gobierno de Italia por el que se gastan 6.300 pesos, y él solicitó a la patronal ese dinero para que funcione este programa, ellos lo saben, pero él (Palazollo) está cobrando 650 miserables pesos en blanco”.

Recordó que “a mí me echaron al igual que a otros, me cambiaron la cerradura después que pedí licencia durante la campaña”, y por otro lado, dijo que “a Martorell le dijimos apenas asumió que a él le tocaba blanquear a varios trabajadores que se desempeñaban bajo convenios desde 1992”, y expresó que “todos nos tenemos que hacer responsables de esa historia”.

El ex dirigente religioso negó que se haya girado en descubierto 4.200 euros llegados de Alemania, con tarjeta. “Son perras mentiras, eso nunca pasó”, remarcó.

También negó que no se llevaban registros contables de ingresos ni egresos durante 20 años, señaló que “siempre se llevó una estrecha contabilidad, yo tengo 40 años administrando proyectos más grandes que éste, y uno sabe que hay sistemas contables que se tienen que llevar. Lo que no teníamos era lo de entradas diarias, pero teníamos en el programita los registros semanales”.

Reconoció que desde el exterior recibían fondos para distintos proyectos, por ejemplo de Italia el subsidio era de 6.300 pesos por mes por tres años, hasta octubre de 2008. En el caso de Hamburgo, desde hace diez años que viene cambiando la forma y el monto, “hay una ayuda permanente que fue creciendo, y el último fue 2.500 a 3.000 euros por mes”. E indicó que después vienen “pequeñas ayudas de hasta 3.000 euros para comprar chapas, ayudar a comedores”, indicó.

Reclamo laboral

Pese a que trabajó 14 años en negro con Piña, ahora Di Marco quiere hacer un reclamo de indemnización por haber sido “echado”, en el que demandará también se le reconozcan los beneficios sociales por todos esos años. “Es injusto que hayamos estado en esas condiciones”, dijo el ex compañero de fórmula del camionero Adolfo Velázquez.

Di Marco dijo si ganan, las demandas las tendrían que pagar “los amigos de Martorell que tienen mucha plata, que son quienes le dan el asesoramiento”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE