comScore

Empresarios indignados con la poca frecuencia de vuelos a Posadas

La titular Asociación Misionera de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines (AMHBRA) Desiré Vogt dijo que el sector empresario del turismo se siente indignado por la poca frecuencia de vuelos a Posadas, y aseguró que todo implica pérdidas para el empresariado. Dijo que el turista necesita tener la conexión que le permita una combinación de vuelos. La titular Asociación Misionera de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines (AMHBRA) Desiré Vogt expresó en Radio República que el viernes último participó del almuerzo de la Fundación Mediterránea con empresarios, «y hablé con el presidente de la Cámara de Turismo, y me comentaba que ese (la cancelación de la mitad de los vuelos a Posadas) es el comentario. Yo no puedo decir ni más ni menos que eso. El viernes inmediatamente me puse en contacto con nuestra federación en Buenos Aires, para ver si ellos, por la secretaría de Turismo de la Nación podrían darme una información mejor, confirmarme o certificar esto. Hasta ahora todavía no tengo respuestas, y pienso que para mediodía seguramente vamos a tener alguna información. Realmente es un tema que a nosotros, los trabajadores del turismo, nos indigna».

Indicó que la empresa aerolínea habría tomado la decisión de reducir los vuelos a Posadas porque «hay poco movimiento, y para ellos es deficitario el destino, y entonces destinan los pocos aviones que tienen a otros destinos que son más rentables, que en este momento serían el sur, las playas».

«Desde el punto de vista deficitario estaría bien la medida, pero la línea aérea es una cuestión de Estado, los subsidios que tiene esa empresa se los da el Estado, quien debería velar por eso, porque que tengamos dos o tres frecuencias es lo mismo que no tengamos. El turista, que necesita tener una conexión coherente, que viene de Europa, de Asia, de Japón, de donde sea, tiene que tener una programación; llega a Buenos Aires a la mañana, a la tarde tiene la conexión a Iguazú, a Posadas», subrayó.

Dijo que es materia del Estado la solución de este conflicto, en lo que respecta a subsidios, «ningún empleado hotelero- gastronómico puede decir que va a ayudar a subsidiar una línea aérea».

Expresó que este movimiento «ha generado muchos problemas las frecuencias que hemos tenido, que han anulado vuelos, suspendido vuelos, los que tenían que llegar a las 15 llegaron a la 1 de la mañana y a las 6 del otro día, y las reservas de los hoteles se cancelan automáticamente o se pueden avisar, un pasajero me puede avisar a las18 que no va a llegar, porque la mayoría está esperando que salga, aunque sea a las 20 para llegar. Son plazas vacías que quedan que perjudican al empresario».

-