comScore

El ajuste tarifario agregaría una inflación de 2,4 puntos en 2008

Los primeros meses de 2008 tendrán un ruido particular. Las empresas prestadoras de servicios renegociarán un gradual ajuste de sus tarifas, en muchos casos congeladas desde la salida del esquema de Convertibilidad producida los primeros días de enero de 2002 aunque en muchos otros han ido modificándose. Durante el primer bimestre del año, la actualización de los cuadros tarifarios abarcaría a servicios de gas, electricidad y peajes, incrementos que en los meses subsiguientes podrían extenderse a transportes y comunicaciones, según la estrategia que defina el Gobierno.

En el Instituto Argentino de las Economías Regionales (IADER) estiman que los ajustes tarifarios en 2008 promediarán el 17 por ciento y provocarán una inflación adicional de 2,4 puntos porcentuales en los precios minoristas. Con esos incrementos, proyectan para todo el año un aumento en los Índice de Precios al Consumidor de 16,2 por ciento.

Es indudable que esta próxima la hora de negociar las nuevas tarifas de las empresas prestatarias de los servicios públicos. Su corrección tendrá, según los casos y las particularidades de cada una, incidencia en las economías regionales, y por ello indubitablemente deberá considerarse si esas tarifas cuando se las congelo eran equitativas, o bien, por hechos particulares eran ventajosos o no para las empresas. Sin duda las futuras negociaciones requerirán de un debate que las transparente. La devaluación cambió las reglas de juego para las privatizadas que durante la Convertibilidad mantenían sus tarifas dolarizadas.

-