Martorell llamó al consenso a un año de iniciar su labor en Iguazú

El obispo que reemplazó a Joaquín Piña dijo que se debe buscar la inclusión social, pero confió en que el nuevo Gobierno pueda dar «respuestas positivas». Dijo que su tarea fue «dura» en una diócesis muy politizada.

Nuevos aires. Martorell dijo que quiere una diócesis más preocupada por lo eclesial.

Nuevos aires. Martorell dijo que quiere una diócesis más preocupada por lo eclesial.

A un año del inicio de su tarea pastoral en el obispado de Iguazú, Marcelo Martorell hizo un llamado a la «unidad y búsqueda de consensos» ante la nueva etapa política que se inicia con la asunción del gobernador Maurice Closs. El prelado brindó su visión sobre esta nueva etapa institucional y abogó por la inclusión social y el crecimiento. «Creo que la gente joven que entra a Gobernar va a poder dar una respuesta positiva», dijo.

«Yo deseo lo mejor para la provincia, yo quisiera que la provincia crezca, que los pobres sean incluidos en la sociedad, que se acabe la sociedad de la exclusión de los pocos ricos y los muchos pobres y creo que la gente joven que entra a gobernar va a poder dar una respuesta positiva, yo lo espero y lo imagino».

Añadió que la diócesis de Puerto Iguazú, siempre va a colaborar en las cosas buenas y «diciendo con toda sinceridad frente a frente, hablando con quien tenga que hablar sobre las cosas que no estén bien o que han olvidado. Yo creo en la construcción de los hombres y creo en la misión política de los hombres y tengo que favorecerla y hacerla crecer».

En diálogo con Radio Libertad, el obispo señaló que su primer año de gestión fue «duro por muchas situaciones controvertidas y la situación política».

«No comprendían que venía con otros planes, que quería una Iglesia distinta porque así la quiere el Papa, menos politizada y más religiosa. No quiero decir nada de Joaquín Piña, aquí encontré una diócesis muy politizada y entonces he encontrado mucho rechazo, porque venía con un mensaje más evangélico, católico y eclesial, y siempre me he mantenido en silencio», sostuvo.

Como balance, señaló que «hemos solucionado problemas laborales, parroquiales, de algunas escuelas, hemos creado la junta de educación católica, empezamos a renovar la Catedral, hemos comenzado la construcción del edificio de la Sagrada Familia, pretendemos que un día sea la filial de la Universidad Católica Argentina para formar a profesonales maestros, pero esto lleva mucho tiempo», adelantó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE