Generó polémica la ordenanza que impulsa protección para no fumadores

Establece la prohibición del consumo de cigarrillos en lugares cerrados y la división de las áreas para cada tipo de usuario. También se veda la comercialización y publicidad de tabaco en el local. [su_note note_color=»#cdcdcd»]Los dueños de los locales aseguran que entre 60 y 80 por ciento de sus clientes fuma[/su_note]La ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante de Posadas acerca de la regulación del consumo, comercialización y publicidad del tabaco en la ciudad, el pasado jueves generó polémica en el sector mercantil por los cambios que tendrán que hacer algunos de los locales para poder cumplimentar con la normativa.

Tal es así que Fabián Espinoza, propietario del pub Zithum, se mostró en desacuerdo con la medida que ya cuenta con la aprobación del Concejo Deliberante de la ciudad pero que aún está en consideración del Poder Ejecutivo.

Espinoza señaló que el 80 por ciento de las personas que concurren a su bar son consumidores de tabaco con lo que la prohibición alejaría a las personas del lugar.

Por otra parte, el dueño del pub ubicado por la avenida Corrientes al 1990 comentó que con el código de nocturnidad los comerciantes tuvieron que acondicionar los espacios, y en su caso, como en el de otros, techaron los lugares que tenían al aire libre.

Añadió que de prosperar la medida tendrían que reacondicionar nuevamente los ambientes con todo lo que implicaría esa adaptación para tener nuevamente un espacio abierto.

Asimismo, Espinoza recordó que la inversión destinada a techar el local le demandó entre cinco mil y diez mil pesos, con lo cual llamó a la reflexión de los ediles que al proponer determinados cambios tengan en cuenta a los afectados.

En este sentido, el propietario de Zithum consideró que en los restaurantes se podría ejecutar la ordenanza, pero en el caso de los locales nocturnos ve como inviable y poco operativa la norma.

Por su parte, Fabián Negrete, propietario de Mentecato, se mostró conforme con la medida impulsada por el concejal Navarro.

El comerciante sostuvo que la instrumentación de la prohibición de fumar en lugares cerrados no lo afectaría en cuanto a gastos porque al realizar la ampliación del local en el 2006 se agregaron turbinas de aire especiales ubicadas en un sector específico que destinarían a los fumadores en caso de que el poder ejecutivo de la comuna apruebe la iniciativa de Navarro.

Así también, Negrete declaró que no es fumador, y agregó que en su local alrededor del 60 por ciento de los asistentes consume tabaco.

Por otra parte, el dueño de Mentecato sostuvo que una vez que supo que en Capital Federal se aprobó la prohibición de fumar en lugares cerrados, advirtió que la comuna local podría instrumentar idéntica norma.

También, Nicolás Fernández de la disco Copacabanna consideró que no es operativa la norma aprobada por el Concejo Deliberante porque es incontrolable, en el caso de la disco poder evitar que alguno de los 1.300 clientes que concurre al local fume.

Por otra parte, Fernández señaló que sería egoísta de su parte adherir a la medida impulsada por Navarro porque perjudicaría a sus colegas. En este sentido, el dueño de Copacabanna dijo que su local tiene áreas al aire libre que se podrían destinar a los fumadores, como así también cuenta en las instalaciones de su negocio con las turbinas especiales detinadas a erradicar el humo, pero de todas maneras considera que es imposible su aplicación.

Finalmente los comerciantes posadeños consultados por Misiones On Line estimaron que tendría pocas probabilidades de prosperar la ordenanza que pretende proteger a los no fumadores.

Por salud

La ordenanza que regula el consumo, comercialización y publicidad del tabaco en Posadas tiene fines de prevención y asistencia a la salud según detalló su autor, el edil radical, Osvaldo Navarro.

En ese sentido, el concejal explicó que el objetivo de la norma es evitar que aquellas personas que no fuman, lo hagan en forma pasiva por inhalar el humo de los usuarios de tabaco.

Así también, Navarro explicó que pretende que la norma sea una herramienta de conciencia social sobre el derecho de los no fumadores a respirar aire libre de la contaminación producida por el tabaco en los espacios cerrados.

Por otra parte, Navarro apuntó que la normativa prevé también la prohibición de la venta de tabaco a menores, en los locales y en la vía pública.

El edil aclaró que aquellos lugares cerrados cuyos espacios disponibles al público sean superiores a 70 metros cuadrados podrán destinar el 40 por ciento de un área del local para el acceso de fumadores y un 60 a no fumadores. En tanto los que sean menores a esas medidas podrán optar por albergar a consumidores de tabaco o a los que no lo son.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE