comScore

Alto Paraná busca erradicar el analfabetismo en sus cuadrillas

Los trabajadores rurales de contratistas que presten servicios a Apsa accederán a cursos de educación gratuitos. La Uatre entrega los materiales de estudio y la compañía paga los sueldos de los docentes. Puerto Esperanza– En el marco de su proceso de mejora continua, Alto Paraná SA impulsó en el último mes nuevos programas que permitirán continuar elevando la calidad laboral de sus trabajadores forestales, los cuales se suman a una serie de acciones contempladas dentro de su Sistema de Gestión Integrada (SGI), así también para fortalecer su vínculo con las comunidades vecinas, donde la empresa trabaja junto a las familias y distintas organizaciones locales, en proyectos productivos, ambientales, educativos y sanitarios.

De esta manera, en octubre pasado dieron inicio a la primera etapa del Programa de Alfabetización que tendrá como objetivo erradicar el analfabetismo en las cuadrillas de operarios forestales, mejorando su calidad de vida, dándoles herramientas claves para el desarrollo personal y el acceso a la capacitación laboral para un mayor desempeño y seguridad.

Esta iniciativa es impulsada junto a la Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), a través de su Programa de Alfabetización Rural (Par), de modo tal que el gremio entrega los materiales y la capacitación al docente, cuyo salario es pagado por Alto Paraná.

Capacitación sin costo

En esta primera etapa participan nueve trabajadores, de entre 27 y 60 años, pertenecientes a la empresa de servicios WHK. Los operarios cumplen media jornada laboral, luego son trasladados por la Emsefor hasta el lugar de capacitación en el predio de la empresa en Garita Ruta 12 (Puerto Bossetti), donde almuerzan y luego asisten a la clase que se extiende por otra media jornada.

«Para incentivar la participación y que esto no signifique un impacto en la economía del trabajador forestal, el obrero percibe su jornal completo. El trabajador recibe el medio jornal por el cual prestó servicios durante la mañana, a la vez que Alto Paraná le reconoce al obrero y al contratista el medio jornal que correspondería si en vez de estar en el curso, estuviera trabajando en campo», explicó la jefa de Gestión Social de la Gerencia de Operaciones Forestales (Gof) de la compañía Alto Paraná, Mónica Barrios.

Por otra parte, Barrios sostuvo que el objetivo es lograr «analfabetismo cero» en las cuadrillas de operarios forestales para fines de 2008. En ese sentido comentó que hay relevados alrededor de cien trabajadores que no están alfabetizados, los cuales se irán incorporando al programa en grupos de diez, «dado que el sistema de enseñanza es muy personalizado, con lo cual no se pueden abarcar grupos más numerosos, porque iría en detrimento de la calidad de la capacitación», remarcó.

Continuidad

La primera etapa concluiría en diciembre, con un acto con entrega de diplomas, para iniciar nuevamente la capacitación con un nuevo grupo de operarios en febrero del año próximo.

Por su parte, los trabajadores beneficiados se mostraron muy contentos con la iniciativa, y destacaron que a partir de este programa «podemos ayudar a nuestros hijos con la tarea de la escuela, o compartir un diario o un libro», y todos coincidieron en manifestar que después de finalizar este curso les gustaría continuar con sus estudios.

-