Destacan los beneficios de la aplicación de biotecnología en alimentos

Entre los factores positivos se encuentran la posibilidad de aportar mayor valor agregado a las materias primas y mejorar sus propiedades La biotecnología aplicada la producción de alimentos se presenta como una alternativa para la mejora de la producción y el aumento del valor agregado de las materias primas nacionales. Así lo destacó el docente de la de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, Roque Hours, en una charla brindada en el marco de las VI Jornadas Científico Tecnológicas.

El investigador explicó que la Biotecnología permite mediante el trabajo con enzimas y microorganismos la transformación de las materias primas para la posterior elaboración de “alimentos tradicionales con mejor control y calidad. Productos comestibles modernos con propiedades que favorecen la nutrición y permiten un mejor estado de salud de los consumidores”, puntualizó.

Durante la conferencia, en la que estuvieron presentes estudiantes, investigadores y docentes de todo el país, Hours destacó que las investigaciones en el campo también permitirán importantes avances en la producción de alimentos con mayores valores proteicos y más saludables al permitir la disminución de la utilización de conservantes y aditivos químicos.

Panorama actual de la Argentina

Hours sostuvo que Argentina tiene “mucha materia prima, pero somos un país en desarrollo en materia de biotecnología. Nosotros importamos enzimas de otros países” pero agregó que “cualquier proceso tecnológico de transformación de alimentos es viable en la Argentina, debido a que hay profesionales preparados para el trabajo”.

Para que el desarrollo de la biotecnología aplicada a los alimentos crezca en el país “hay que tener en claro que es lo que uno quiere desarrollar, pero hacen faltas políticas claras de desarrollo y promoción que se prolonguen en el tiempo. Con esto Argentina va a poder estar a la par de los lideres mundiales en materia tecnológica”.

A nivel mundial los mercados más grandes que son los de Europa, Estados Unidos y Japón “con los cuales es muy difícil competir por una cuestión de escala. De todas maneras nosotros somos usuarios de sus tecnologías porque tenemos las materias primas y las podemos transformar en productos con mayor valor agregado para después comercializarlas a los países que nos venden las enzimas”

Lácteos: el campo a explotar

Hours destacó que en la actualidad los productores de pollo están aumentando la producción y cada ves exportan más productos lácteos como quesos y leches fermentadas.

Más allá de esto, el investigador destacó que “seria bueno que en ves de exportar los cereales en crudo, utilizáramos sus derivados para la alimentación de animales y el desarrollo de lácteos. Conseguir mayor valor agregado de las materias primas tiene que ser nuestra obsesión. Argentina puede ser líder en exportación de productos lácteos”

“Para que esto suceda el Estado debe inducir a los industriales a invertir y apuntar a ciertos rubros, a los investigadores a desarrollar procesos e investigaciones, y que los organismos publico se asocien a los privados”, finalizó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE