Se enfría la posibilidad de avanzar con la represa Garabí

En Corrientes quieren fijar una nueva reunión con funcionarios misioneros y brasileños. Pero autoridades provinciales sostienen que la obra hoy no es una prioridad para los Estados argentinos y brasileños.

En espera. La necesidad de energía en la región es alta, pero por ahora no hay proyectos firmes para avanzar.

En espera. La necesidad de energía en la región es alta, pero por ahora no hay proyectos firmes para avanzar.

[su_note note_color=”#cdcdcd”]Desde mediados del año pasado no hay reuniones técnicas entre los funcionarios[/su_note]Pese a la acuciante necesidad de energía en todo el país y especialmente en la región NEA que es donde más aumentó la demanda de electricidad en los últimos meses, la construcción de la represa de Garabí parece haber dejado de figurar entre las prioridades de los Estados nacionales de Argentina y Brasil. En la cumbre de Presidentes del Mercosur el tema no estuvo en agenda y el eje de la discusión energética pasó por el gasoducto del NEA: los gobiernos de Argentina y Bolivia prometieron licitar las primeras obras en dos meses, pero podría ser una realidad recién en 2009.

“No hay avances con la represa de Garabí. No hubo más reuniones técnicas y mientras no haya una política clara de la Nación, es difícil que se avance”, reveló una fuente oficial que siguió de cerca las conversaciones con Corrientes y Brasil.

Pese a que no hay demasiado interés en el Gobierno nacional, por el costo de construir una represa, en Corrientes están entusiasmados con la idea de reflotar la obra. La reciente asunción de una dirigente del PSDB como gobernadora de Río Grande Do Sul, reaviva las esperanzas para hacer realidad el sueño de la hidroeléctrica binacional. En Corrientes se planea una nueva reunión para afianzar el proyecto y ejercer presión política desde las provincias.

El presidente de la Cámara Binacional Santo Tomé – San Borja, Eduardo Buero, comentó que se planea una nueva reunión técnica, y luego otra que reúna a los funcionarios políticos de ambas provincias.

“Estamos definiendo las fechas con el secretario de Energía, Marcelo Gatti”, señaló.

En realidad, hace dos años se firmó el protocolo de intención para la construcción de Garabí. Pero a partir de la reunión en Porto Alegre, el proyecto se fue diluyendo al mismo tiempo que crecía la necesidad de contar con energía en la Argentina y especialmente en Misiones.

Para que el complejo hidroeléctrico sea viable, necesariamente se deberá buscar este año emprendedores de iniciativa privada y apoyo de instituciones multilaterales de crédito. Hasta ahora, la única empresa que mostró interés en la construcción fue la compañía brasileña Camargo Correa -que compró Loma Negra en Argentina.

También desde Brasil el escenario se volvía más que complicado a fines del año pasado, cuando el presidente reelecto Lula Da Silva informaba que se realizarían “nuevos estudios de factibilidad” sobre los proyectos hidroeléctricos en carpeta sobre la costa del río Uruguay. “Todos los existentes están obsoletos”, recalcaban desde ese país y hacía pensar a los impulsores de Garabí que la concreción estaba lejos.

El escenario no cambió del todo, pero con la reciente asunción de Yeda Crusius, del Partido Movimiento Democrático Brasileño, como nueva gobernadora de Río Grande Do Sul, reanimó las esperanzas de los funcionarios correntinos que ahora esperan volver a activar los mecanismos para avanzar en la construcción de la represa aguas abajo del río Uruguay. En Misiones, en cambio, son más escépticos y no creen demasiado en el avance de la obra.

El proyecto

El complejo hidroeléctrico Garabí XXI, “Garabí – Santa María” es un nuevo proyecto basado en una concepción del aprovechamiento del río Uruguay que apunta a minimizar el impacto ambiental y cuyo esquema proyectado escinde el salto en dos tramos. De acuerdo con los datos del informe de la consultora Demison SA, Garabí XXI propone la construcción de dos presas de hormigón que reemplazarán a la única presa del proyecto original, lo que reduciría el área máxima inundada en un 67 por ciento. Garabí XXI presenta dos saltos con una superficie total de 31.000 hectáreas entre ambos embalses y una potencia instalada total de 1600 megavatios. Esto será mediante la división en dos saltos de 19 metros cada uno.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE