El gasoducto del NEA se licitará en dos meses

El ministro de Planificación, Julio De Vido, aseguró ayer que entre marzo y abril se realizará la licitación del gasoducto del Noreste, que suministrará el fluído desde Bolivia a siete provincias argentinas Aseguró además que “el suministro de gas para el gasoducto del Noreste está totalmente garantizado…No hay ningún tipo de dudas sobre la provisión de gas desde Bolivia. Se trata de reservas certificadas por las propias empresas productoras”.

El gasoducto permitirá incrementar la cantidad de fluído diario que Argentina recibe de Bolivia: de los 7,7 millones de metros cúbicos por día de la actualidad se pasarán a un total de 27,7 millones de metros cúbicos diarios.

De Vido afirmó que la inversión total del proyecto está estimada en 1.600 millones de dólares, y respecto de la financiación aseguró que “Argentina está abierta a todo tipo de financiamiento, con capitales públicos y privados”.

El ministro de Planificación indicó que la obra podría demandar unos 24 meses de plazo, aunque estimó que se pretende terminarla antes de ese período.

Asimismo, De Vido sostuvo que el convenio con Bolivia incluye además la construcción de una planta separadora de líquidos y 1.200 kilómetros de tuberías por las cuales circulará el suministro, que conectará Yacuiba, en suelo boliviano, y la provincia de Santa Fe.

De Vido efectuó estas declaraciones luego de reunirse con el ministro de Hidrocarburos y Energía de Bolivia, Carlos Villegas, y precisó que “Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) entregará el gas en la frontera y ENARSA lo comercializará en territorio argentino”.

El titular de la cartera de Planificación también senaló que el objetivo de nuestro país es incorporar en los próximos cinco años 43 millones de metros cúbicos diarios de gas, y estimó que el consumo actual por día de Argentina es de unos 130 millones de metros cúbicos.

El presidente Néstor Kirchner y su par boliviano, Evo Morales, firmaron el año pasado un acuerdo de provisión de gas por 20 años, que establece un suministro diario de 27,2 millones de metros cúbicos.

El convenio incluyó, además, la construcción por parte de Argentina de una planta separadora de hidrocarburos en territorio boliviano, por un monto aproximado de 300 millones de dólares.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE