Crecida del Paraná amenaza las playas correntinas

En Ituzaingó, los turistas se vieron sorprendidos cuando una guía de la represa de Yacyretá perteneciente a la EBY les dijo que para febrero no habrá playas por la crecida del río. Prefectura indicó que ese mes se caracterizará por grandes lluvias. Según Época, muchos expertos en medio ambiente anticipan una probable crecida de los ríos, especialmente el Paraná, producida por la corriente de “El Niño”.

Todo hace suponer que febrero será un mes con poco margen de diversión en las playas capitalinas y especialmente del interior de Corrientes.

La creciente en el río Paraná llegó hasta ayer a los 5.16 metros en bajante, mientras se espera que para las próximas 48 horas disminuya hasta llegar por debajo de los 5 metros, aunque el registro normal se da por debajo de los 4.

Desde la Prefectura Naval Argentina sede en Corrientes, el prefecto Jorge Lezcano, jefe de operaciones, indicó en diálogo con “época” que “la situación se estaría normalizando, pero hay que tener en cuenta que el mes de febrero se caracteriza por grandes precipitaciones, lo que afectará principalmente a las zonas de playas”.

El prefecto indicó en ese sentido que la altura de las aguas afectará mas que nada a los balnearios, “no se registrarían inconvenientes mayores en cuanto a inundaciones, lo único que se perderán serán los balnearios”, consideró.

Por otra parte, tal situación hizo que en Paso de los Libres las playas no estén habilitadas porque, según señalaron desde el Municipio, no estarían dadas las condiciones de seguridad para que los turistas puedan ingresar a bañarse en las mismas.

Negrita/Cambio de planes

Al igual que en esa parte del interior, en Ituizangó se avizora también que el segundo mes del año tendrá una temporada poco turística producto de los cambios climáticos que se estarían produciendo en los próximos días.

Así, en Ituzaingó, los turistas se vieron sorprendidos cuando una guía de la represa de Yacyretá perteneciente a la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), les dijo que para febrero no habrán playas por la crecida del río.

Muchos expertos en medio ambiente anticipan una probable crecida de los ríos, especialmente el Paraná, producida por la corriente de “El Niño”.

El pasado fin de semana el Paraná estuvo algo crecido. Según los registros aportados por la Prefectura de Ituzaingó la altura del río en puerto local alcanzó los 2.50 metros, dejando a esta ciudad con poco margen de playa.

Una verdadera sorpresa causó en los numerosos turistas que visitan la represa de Yacyretá cuando una guía de relaciones públicas de la EBY les advertía, como información adicional, que en febrero Ituzaingó se quedaría sin playas, debido a que se aproximan crecientes y las compuertas del vertedero de dicha represa deberán abrirse para liberar las aguas y mantener la cota actual.

Sin embargo, desde la Prefectura local desconocen que haya algún tipo de alerta en tal sentido. Habrá que esperar que sucede con el clima en los próximos días.

Prevén cambios climáticos

Las altas temperaturas y los bruscos cambios climáticos que se están sintiendo en este verano hacen avizorar la llegada, según adelantan los especialistas y ecologistas, del fenómeno “El Niño” para este 2007.

Eliseo Popolizio, director del Centro de Geociencias Aplicadas de la Universidad Nacional del Nordeste, indicó que “nuestra región se está tropicalizando”.

El cambio significa que se incrementará la temperatura, las variables oscilarán bruscamente y se perderá paulatinamente la estacionalidad. “Son probables las grandes precipitaciones”, dijo.

Creciente estacional del Paraná

“Estamos ante una creciente estacional del río Paraná, según indican los informes hidrológicos del Instituto Nacional del Agua”, consideró en diálogo con “época” el director de Defensa Civil de la Provincia de Corrientes, Francisco Espinoza.

En ese sentido, el funcionario admitió también que no se trata de una situación de gravedad, pero que se están tomando todos los recaudos necesarios del tema. “El problema es que llovió bastante en la alta cuenca”, dijo.

Ante la situación que atraviesan las zonas costeras con niveles de agua por arriba de lo normal, Espinoza indicó que están trabajando y evaluando cada sector de la Provincia “para evitar cualquier situación de posible evacuación, aunque no se registran datos que avisoren ese pronóstico”, remarcó agregando que “el próximo fin de semana se estará normalizando el nivel de curso del río”.

Así, el director de Defensa Civil adelantó que en el transcurso de la próxima semana, cuando culmine la feria administrativa, se realizará una reunión de la Junta Provincial de Defensa Civil con el objetivo de brindar asesoramiento de la situación ante el Gobernador, por lo cual “se está monitoreando la creciente del río Paraná en distintas zonas del interior provincial”.

Espinoza destacó que “se está trabajando ante posibles situaciones que puedan devenir en una creciente fuera de lo normal”, pero aclaró que no se prevé una mayor creciente que sitúe a la Provincia en el nivel de alerta que es de 6.50 metros.”Estamos monitoreando la crecida vinculada a la parte estacionaria, debido a la cantidad de lluvias de la alta cuenca. El alerta hidrológico estaría normalizandose en la próxima semana”, consideró.

Por otra parte, adelantó además que el 20 de enero el nivel estaría llegando a los 5.60 metros y no sería necesaria la evacuación de personas en caso de grandes precipitaciones

Cuidado en playas

Con la creciente del río Paraná, en los últimos días las distintas playas tanto de Capital como del interior quedaron reducidas a pequeños islotes de tierra y pasto, mientras en otros casos se perdieron en su totalidad como ocurre en la zona de Costanera Sur.

A raíz de la presencia durante estos días de los bañistas en las playas capitalinas, la Prefectura Naval con sede en Corrientes se ocupó de brindar una serie de recomendaciones para evitar incidentes y especialmente alertó sobre la peligrosidad de acercarse a las zonas donde está expresamente prohibido bañarse.

Recién durante el próximo fin de semana se estaría mejorando la situación cuando el nivel del río llegue a estar debajo de los 5 metros, como avizoran desde la Prefectura Naval.

Cabe mencionar que la altura actualmente de las aguas es de 5.16 metros en bajante, mientras que el nivel normal debería ser en la Capital por debajo de los 4 metros.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE