Lozina: «Los casos de Rosa Yamila y de David no son hechos aislados»

El diputado provincial Esteban Lozina se reunió ayer en Iguazú con los padres de David Gómez. Consideró al encuentro positivo. Señaló que la responsabilidad política en estos casos es poner todos los medios para que se investigue. «Fue muy positivo que hayamos ido a Iguazú con los otros diputados del interbloque, porque nos encontramos con un cuadro mucho más delicado que las evidencias o las pruebas que demostraron que más se trata de un caso de homicidio que de suicidio. No hay un indicio que cierre que esto se ha tratado de un suicidio», resumió Lozina en Radio República.

Advirtió que ven «irregularidades no solamente en la actuación de la policía sino en el proceso judicial, absolutamente inexplicable. A esto se suma que han estado en la reunión familiares de otros jóvenes que han sido abusados por la policía de la Seccional II, por el comisario anterior Rodríguez, hay quienes también imputaron en la característica de ser prestamista a un oficial de apellido Molina, de que es un gran pegador, y otros agentes, donde el abuso policial es una constante y se extiende a familias humildes y trabajadoras».

«Realmente es para ir y escuchar el testimonio de toda esa gente», recalcó.

Entre las irregularidades que pudo notar, enumeró que en «el hecho de este crimen, donde se alteró la escena del hecho, donde la autopsia fue realmente irregular, no había placas radiográficas para hacerle al chico ni reactivos para la sangre, donde las fotos son del torso superior hacia arriba, y no cuerpo entero donde se veían hematomas. Donde hay hematomas es porque había golpes antes de la muerte. El testículo también estaba golpeado». «A un mes del hecho no se les ha tomado declaración testimonial a los padres», reflexionó.

Respecto al accionar de la policía, reflexionó: «creo que en este caso concreto hay gente que está vinculada al hecho. Las pruebas demuestran que lo mataron y trataron de fraguar un suicidio. Y hay todo un sistema de impunidad y encubrimiento que hace que no avance la investigación. Yo creo que hay malos policías, así como hay buenos policías, y hay una situación de despreocupación ante situaciones como esta, que no afecta a gente importante. Entonces, como es el hijo de un trabajador, de una persona humilde, la dejan totalmente sin sustento pegando gritos en el desierto».

Señaló que la responsabilidad política en estos casos es poner todos los medios de la policía y la justicia para que se investigue y se llegue a la verdad, y que si hay culpable sea castigado. «El caso de Rosa Yamila y de David no son casos aislados, están expresando un modelo político de actuación, un modelo que tiene que ver con cuidar los privilegios, los intereses, en el que hay un desprecio por lo que pasa en la sociedad, y donde solamente se van a preocupar cuando les suceda a ellos o alguien vinculado a ellos».



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE