Nueva droga para tratar un tipo de leucemia

Una medicina que beneficiará a los enfermos de leucemia que no pueden
recibir la medicación tradicional comenzará a ser distribuida en el país.

Esperanza. Argentina es el primer país de latinoamérica en comercializar la droga

Esperanza. Argentina es el primer país de latinoamérica en comercializar la droga

[su_note note_color=»#cdcdcd»]En nuestro país la Leucemia Mieloide Crónica registra 600 casos al año[/su_note]Una nueva droga que beneficiará a los enfermos de leucemia que no pueden recibir la medicación tradicional comenzará a ser distribuida en el país, informaron fuentes médicas. Médicos oncólogos y hematólogos celebraron la aprobación de una nueva droga para tratar un tipo especial de leucemia que en Argentina se detecta en alrededor de 600 pacientes por año, según los especialistas.

El medicamento se llama Dasatinib y está indicado para personas que sufren Leucemia Mieloide Crónica (LMC) y que son refractarios al tratamiento tradicional. Estos pacientes hasta el momento no tenían más alternativa que someterse a la quimioterapia o un transplante de médula ósea. La droga fue aprobada por la Administración de Alimentos y Drogas (FDA, por su sigla en inglés) de los Estados Unidos en junio de 2006 y en Argentina por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT), y ya es utilizada por pacientes locales. Argentina es el primer país de latinoamérica en comercializar este producto, al que los pacientes pueden acceder en forma gratuita a través del Banco de Medicamentos Oncológicos. Los especialistas definen la leucemia como una multiplicación descontrolada de los glóbulos blancos, que ocupan el espacio medular y entran al torrente sanguíneo. Este desequilibrio compromete la producción de los glóbulos rojos, que transportan oxígeno; los glóbulos blancos, que combaten las infecciones; y las plaquetas, cuya función es colaborar con la coagulación de la sangre. La LMC es una variación de esta enfermedad, se desarrolla en tres etapas -una fase crónica, una fase acelerada y una fase de crisis terminal- y afecta, mayormente, a adultos varones jóvenes, de entre 30 y 40 años.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE