Oberá: preocupa falta de apoyo para el desarrollo del turismo

Un operador de turismo receptivo asegura que la ciudad no está preparada en cuanto al servicio. Sostiene que siempre se crean expectativas, pero que después no llegar los recursos para concretar los proyectos. También hay quejas en cuanto a la higiene en lugares claves como el Parque de las Naciones y el Salto Berrondo A pesar de que la visita de un buen número de turistas es permanente en la zona centro, muchas falencias preocupan a los operadores turísticos, en lo que hace a servicios y apoyo económico al sector.

Las quejas en cuanto a la falta de limpieza en lugares claves como el Parque de las Naciones en esta época del año o el propio Salto Berrondo por la desidia de la gente se multiplican.

Según lo expresado por Nicolás Ostrorog, titular de una agencia de turismo receptivo, «otro año más y los resultados del turismo receptivo se siguen postergando. Estamos en temporada alta y lo que se puede ver es que no hay un crecimiento del turismo con respecto al año pasado y el hecho de no crecer significa retroceder», subrayó.

Ostrorog señaló que «los servicios del interior de la provincia sufren su ocupación promedio anual, por más que estemos en temporada alta, los prestadores de servicios tienen capacidad ociosa, lo que resulta de las acciones que se vienen llevando a cabo, que no tienen los resultados esperados».

El empresario acotó que «en esto somos responsables todos, por una parte el Estado que no logra una política y acciones acordes de las necesidades y por otra, el sector privado no logra unificar criterios para beneficio de la mayoría».

Falsas expectativas

Como ex integrante de la cámara de Turismo Sierras Centrales de Misiones y la Cámara de Turismo de la provincia, Ostrorog explica porqué se retiró de esas entidades. Dice que «uno de los grandes errores es la generación desmedida de expectativas, esto genera un profundo desgaste, la gente se cansa de asistir a reuniones donde se hacen promisorios anuncios, pero pasa el tiempo y no llegan los resultados. Considero irresponsable y muy poco ético generar expectativas que no se pueden cumplir o que se cumple para un reducido grupo a costas de otros».

«Otro gran problema es que los jóvenes no quieren asumir compromisos y los mayores no dan espacio, es la eterna lucha de generaciones donde la experiencia es indispensable para canalizar la energía de los más jóvenes», indicó.

«Puntualmente en Oberá, no llegan aún los turistas tan esperados, no podemos considerar que con 40 ó 100 turistas por día podemos generar negocios a una ciudad. El Jardín de los Pájaros o la Dirección de Turismo pueden arrojar estas cifras, por otra parte los hoteles también pueden delatar la cantidad de nuevos turistas que pasan por Oberá, pero no son relevantes para la cantidad de tiempo que se habla de turismo».

No obstante, Ostrorog valoró que «de recorrer centros de informes para el turista, puedo decir que la Dirección de Turismo de Oberá es la mejor, por la información que el turista puede encontrar, pero este recurso podría tener muchas más posibilidades con mayor presupuesto. Creo que solo se trabaja al 10 por ciento de la capacidad operativa y allí no podemos entonces hablar de un turismo rentable para nadie», apuntó.

La propia directora de turismo municipal, Daniela Krieger, reconoció que la temporada alta de verano no es tal para el interior, «pues los turistas se van a otros destinos como las playas o lugares mas llamativos, nosotros tenemos mas suerte en temporada baja», explicó tiempo atrás.

El turismo familiar provincial es sin embargo, quien más hace uso de balnearios y campings como una forma de turismo gasolero, pero no genera rentabilidad en hoteles y alojamientos turísticos.