Sólo un milagro podría salvar a la menor quemada

La jovencita de 15 años se debate entre la vida y la muerte en Terapia Intensiva del Hospital Madariaga. Sus padres aguardan afuera del nosocomio y piden que se investiguen las causas del lamentable hecho. Crecen los rumores acerca de cómo sucedieron los hechos y el accionar de la Policía

A la espera de un milagro. Los padres y familiares de la joven aguardan novedades de su evolución fuera del Hospital.

A la espera de un milagro. Los padres y familiares de la joven aguardan novedades de su evolución fuera del Hospital.

[su_note note_color=”#cdcdcd”]La menor tiene el 90 por ciento del cuerpo quemado y ya sufrió dos paros[/su_note]Hace una semana Rosa Yamila se debate entre la vida y la muerte. Después de protagonizar un confuso episodio donde resultó con quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo, crecen las dudas y se comienzan a tejer hipótesis que hacen poner en juicio el accionar de la Policía. Su madre, Norma Mirta Gutiérrez, acusa al personal de la Comisaría de la Mujer de haberla dejado en ese estado. La jovencita de 15 años está internada en terapia intensiva del Hospital Ramón Madariaga. Por su parte, el juez de menores César Jiménez dijo que intentará transparentar los hechos dado que hubo irregularidades en el accionar policial y que se dio conocimiento al fiscal para que tome cartas en el asunto.
Ayer fuentes ligadas al caso habían sugerido que no descartaban que la menor pudo haber sido víctima de algún tipo de abuso.
Los investigadores indicaron que la Policía habría cometido varias irregularidades: alojaron a la chica en un lugar no acorde; y su madre fue obligada a firmar el acta de entrega sin ser advertida que su hija ya estaba internada en el Hospital.
La detención de la menor se produjo en jurisdicción de la comisaría séptima por haber cometido faltas contravencionales.
Por su parte, los policías señalaron que a la 1:38 la menor incendió el colchón de la celda utilizando un pequeño encendedor que habría tenido oculto en su ropa interior. La madre de la víctima sospecha que ésta fue víctima de abusos por parte de la Policía y radicó la correspondiente denuncia ante la Justicia.
“Yo quiero que los responsables paguen porque no se puede hacer eso a un ser humano y no porque seamos pobres vamos a quedarnos callados”, dijo Norma.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE