La proliferación de mosquitos exige medidas urgentes

Ante una emergencia sanitaria declarada por Brasil y Paraguay, Julio Estévez, director de Epidemiología de la Provincia advirtió que toda la región padece la eclosión de insectos y llamó a evitar la formación de mini basurales.

Ambiente. Los recipientes y mini basurales posibilitan la aparición de mosquitos.

Ambiente. Los recipientes y mini basurales posibilitan la aparición de mosquitos.

[su_note note_color=”#cdcdcd”]“No importa cuál es el color, ni el modelo de la larva. Todos son vectores de alguna cosa”, indicó.[/su_note]Toda la región padece un aumento global de la temperatura, de uno o dos grados, y por ende una eclosión de mosquitos e insectos de variado tipo.

Al respecto, Julio Roberto Estévez, director del área de Epidemiología de la Provincia, comentó en diálogo con FM Universidad que “esta advertencia climática no es patrimonio de ninguno de los países (Brasil y Paraguay hacen campañas), viene a ser responsabilidad de todos.

Explicó que “con el incremento del calor aumenta la actividad y la vida de los mosquitos en cualquiera de las especies, y eso potencia el riesgo por la multiplicación de las especies adultas y la consecuente multiplicación de los sitios de postura de huevos, sobre todo sumado a las últimas precipitaciones tan importantes”.

Responsabilidad compartida

El titular de Epidemiología consideró fundamental acentuar la vigilancia y la responsabilidad de cada una de las personas, y destacó de igual manera la responsabilidad de los municipios en el saneamiento básico urbano.

“Estas actividades forman parte de las tareas de saneamiento que deben asumir los municipios, y que por distintas razones no se cumplen con un compromiso real y efectivo. Es como que depositan la tarea en la Salud Pública, y este organismo tiene la responsabilidad de la vigilancia, la normativa técnica, el asesoramiento y la capacitación. Pero lo que hace al mantenimiento de estas tareas es fundamentalmente de los municipios”, subrayó Estévez.

Prevención

En cuanto a las campañas de prevención de dengue y otras enfermedades transmitidas por insectos, Estévez indicó que no siempre concuerda con ellas, ya que para prevenir “no hay que dar tanta especificidad a que cómo es el mosquito del dengue, cómo es el mosquito del paludismo, etcétera. Yo creo que tenemos que hacer una cosa mucho más simple, y a los fines prácticos es más concreto. No fomentemos la acumulación de cachivaches, de porquerías, de cacharros, y no tengamos ese tipo de lugares que facilita la acumulación de agua, los depósitos de agua con larvas de mosquito”.

Recalcó que “no importa cuál es el color, ni el modelo de larva, todos los mosquitos son vectores de alguna cosa o posibles vectores. Entonces, eliminemos todo eso. Es mucho más fácil si el municipio tiene la tarea de desmalezar los baldíos, de evitar la acumulación de agua, de controlar el saneamiento del medio, de que las empresas o los negocios no creen microbasurales que favorecen estas cosas”.

Factibilidad

El profesional señaló que países como Paraguay o Brasil tienen mayor indice de contagio de dengue, por lo que a la hora de vacacionar o pasear, recomendó el uso de algún repelente cutáneo, tener en cuenta que la transpiración los lava, acordarse de que los mosquitos, sobre todo el transmisor del dengue, es de hábito vespertino en las horas crepusculares y en las primeras horas, cuando está aclarando.

Igualmente, hay que tener encuenta que los repelentes cutáneos no son inocuos. Y tener presente de que se lavan y que deben aplicarse cada vez que se está expuesto.

En los hogares, en el caso de los floreros, indicó que no hay que reemplazar el agua por la arena. En cambio, se debe recurrir a la arena húmeda. En caso de preferir el uso del agua, cambiarla día de por medio.

Estado de alerta

Días pasados se publicó que para las autoridades sanitarias de Paraguay, por las condiciones climáticas, a la amenaza del dengue se suman patologías como la fiebre amarilla y el paludismo.
An respecto, el director de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud de Paraguay, Iván Allende, señaló que “debido a las condiciones climatológicas vamos a tener una gran circulación de insectos”. Pronosticó que 2007 será el año de las enfermedades transmitidas por insectos. “Además de la masiva deforestación de los bosques, el clima que se alborotó con el fenómeno de El Niño, también juega un papel importante en la proliferación de los mosquitos que emigran hacia las ciudades”, señaló.
Entre estos mosquitos “temidos” se encuentra el anófeles que causa el paludismo; el Aedes aegypti que ocasiona la fiebre amarilla y el dengue; como también el karayá, que transmite la leishmaniasis. Con respecto a la fiebre amarilla, los médicos pidieron precaución con el Brasil debido a que es un problema persistente, sobre todo en la Zona del Matto Grosso Do Sul. Hace unas semanas, el Ministerio de Salud se había declarado en estado de alerta ante la aparición de dos casos de sarampión en Brasil.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE