Tacurú y un 2006 difícil de olvidar

En el año que termina, el equipo de primera división del Tacurú Social Club redondeó una excelente temporada. Ahora, los dirigentes salientes y entrenadores reflejaron su alegría por sentar las bases en el más alto nivel.

Los Mentores. Adrián Radzichowski, Diego Martínez, Roberto Lagier y Milton Nielsen fueron los estrategas de este Tacurú.

Los Mentores. Adrián Radzichowski, Diego Martínez, Roberto Lagier y Milton Nielsen fueron los estrategas de este Tacurú.

Sin lugar a dudas, durante este 2006 que agoniza, el rugby del Tacurú Social Club fue la etiqueta de Misiones tanto a nivel regional como nacional.

“La Hormiga”, con su clasificación a la última instancia del Torneo Regional, con la obtención de su Seven en el que participaron equipos de Buenos Aires y de todo el Nordeste, fue el principal representante del deporte de la guinda.

Adrián Radzichowski, saliente capitán de Rugby de la entidad, habló de la temporada que pasó y opinó sobre los logros. Dijo que “fue un año altamente positivo. Desde lo institucional, en los tres años que estuve al frente de la capitanía, se logró volver a convocar a gente que pasó por el club. Por ejemplo, los jugadores que terminaron su vida útil y regresaron para entrenar en inferiores o a ocupar distintos cargos directivos. Pude convocar a más de 20 personas que dejaron su marca en Tacurú y aprovechando su experiencia armamos una interesante estructura de trabajo”, destacó.

Las claves
Asimismo, el dirigente comentó que traer personas vinculadas con la institución fue una de las bases para el rendimiento del plantel: “Esto le dio contención a los jugadores. Tratamos de profesionalizarnos dentro del amateurismo. Tenemos que darles la seguridad que buscan, el soporte médico, el preparador físico, el entrenador dedicado, los directivos alrededor, etcétera. Trabajamos desde la pretemporada sobre la importancia de la alimentación, el descanso y la buena preparación física para que los deportistas no sufran lesiones y alcancen el mejor rendimiento”, afirmó.

Una de las razones por las cuales se notó en la cancha el trabajo de los jugadores del conjunto de Villa Lanús, fue que durante 2006 los entrenadores, directivos y árbitros asistieron a varias clínicas dictadas por la Unión Argentina de Rugby (UAR). Estas charlas sirvieron para sentar las primeras piedras y comenzar a pensar a este deporte amateur de una manera diferente.

Por ello, Radzichowski rescató lo siguiente: “El rugby es un deporte muy dinámico, cambia sus reglamentos todos los años, no como otras disciplinas. Entonces los desarrolladores de árbitros de la Unión Argentina de Rugby (UAR) nos marcaron donde hay que apuntar. Y ahora de golpe, se vio un año donde Tacurú explotó y se transformó en la revelación del Regional”.

Los misioneros y un trabajo de base
Luego de quedar entre los cuatro mejores del Torneo Regional, el Tacurú sentó una buena base para ser uno de los animadores de este importante certamen durante la próxima temporada.

Para esto, el club posadeño comenzó a trabajar en lo que se refiere a las divisiones inferiores. Hay otros equipo que reforzaron la primera división y luego se vieron descompensados por no trabajar con los juveniles ya que ellos serían su recambio. En este aspecto, Tacurú no se quedó vacío de juveniles e infantiles.

De igual forma, los equipos del Nordeste han crecido bastante en los últimos años (siempre, algunos de sus representantes pudo clasificar a la ronda final del torneo Regional y ganarlo), formaron seis u ocho muy fuertes gracias a un buen trabajo de base.

Pero ahora, Misiones los ha alcanzado de la mano del Tacurú y del Rowing principalmente, sólo falta el último escalón.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE