Procesan a hotelero por la muerte del estudiante en Iguazú

Se trata del responsable del Complejo Raíces, donde pereció Pablo Nicolás Plaul (17) en octubre pasado por una descarga. Ricardo Omar Ayala, el encargado de explotar el “Complejo Raíces” de Puerto Iguazú, fue procesado por “homicidio culposo” por la muerte del estudiante bonaerense Pablo Nicolás Plaul (17), quien pereció tras una fuerte descarga eléctrica el pasado 19 de octubre durante su viaje de egresados en el mencionado complejo.
La medida procesó al responsable y sostuvo que Ayala era el garante de la seguridad de las personas que allí se hospedaban. Asimismo, el imputado no irá preso porque es un delito excarcelable. Además, puede apelar el procesamiento.
La medida fue dictada el martes por el juez de Instrucción José Pablo Rivero y recayó sobre Ricardo Omar Ayala, de 47 años, quien explotaba el apart hotel Raíces Argentinas, que está sobre la ruta nacional 12 y la avenida Juan Domingo Perón, camino al puente internacional “Tancredo Neves”.
No obstante, el acusado en ningún momento habló con la prensa del caso, solo expresó que llamaría a una conferencia de prensa, lo que no hizo.
La investigación judicial permitió detectar numerosas irregularidades en el alojamiento. Ayala había alquilado el edificio a Antonio José Lemes y se encargó de concluir las obras en la pileta y el parque, donde se produjo la muerte de Plaul. El joven había llegado en viaje de estudios con un contingente de la Escuela Parroquial San Justo.
El juez Rivero ordenó tres pericias sobre la red eléctrica que iluminaban el parque. Los especialistas señalaron que el chico recibió una descarga de 217 voltios, no había llaves térmicas o disyuntores y la instalación de las farolas era deficiente.
El Hotel Raíces fue clausurado. Hasta hace unos días se podía observar las fajas de seguridad en las puertas del lugar.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE