Diego, otro soñador misionero que triunfa

El bailarín misionero tendrá hoy su gran final, junto a María Vázquez, en el
certamen “Bailando por un sueño II” de Marcelo Tinelli. Lo acompañará su madre.

Buen papel. El cariño de la gente se suma a la actitud y al trabajo de la pareja en el concurso.

Buen papel. El cariño de la gente se suma a la actitud y al trabajo de la pareja en el concurso.

[su_note note_color=”#cdcdcd”]“Es increíble haber llegado, gracias a Dios, a la final. Vamos a salir con todo como el primer día”[/su_note]Tras el papel impecable que le tocó interpretar al bailarín Manuel Rodríguez, el legado fue tomado y realzado por Diego Bogado, quien se constituyó en el segundo misionero que llegó a la final de “Bailando por un sueño” del programa Showmatch de Marcelo Tinelli, que se emite por Canal 13. La gran final es hoy. “Vamos a ver qué podemos hacer, porque Manuel Rodríguez (el ganador del Bailando 2) me dejó una tarea bastante difícil, que es la del ganador”, expresó Diego.
Comentó que “pensar mucho no se puede. Cuando uno está al aire no se da cuenta de lo que se está viviendo en el programa. Es una sensación muy fuerte y hay muchos sentimientos encontrados. De pronto hay alegría, hay tristeza, hay adrenalina, nervios… Creo que con esos picos de emociones el programa juega todo el tiempo. Es increíble haber llegado primero hasta la semifinal, y hoy gracias a Dios, a la final. Así que vamos a prepararnos con todo y seguir adelante con María (Vázquez) como el primer día”, indicó el bailarín posadeño, que vive en el barrio Los Álamos, donde pasará las fiestas.
Los ensayos se realizan de lunes a viernes, entre cinco y seis horas diarias. Los fines de semana también practican. “No es fácil bailar dos ritmos muy diferentes con técnica y actitud”, aseguró. Las prácticas se llevan a cabo en un gimnasio específico, cada participante tiene uno asignado, y hay veces que ensayan también en el canal. Dijo que la gente lo reconoce por la calle, lo que le resulta raro. En cuanto a su estadía, comentó que “estamos todos (los soñadores) juntos parando en un hotel en Chacarita. Ahora ya quedamos pocos, somos tres nomás”.
En cuanto a su compañera de certamen, María Vázquez, dijo que “su padre en menos de 20 días tuvo cuatro operaciones. Y ella está entre la presión de la familia y el programa. No afloja ninguno de los dos. Es muy trabajadora”.
Por otro lado, su madre Liliana Gerula comentó que presenciará la gran final esta noche en el que Diego concursa para ayudar a su abuela de 95 años y su tío que perdieron todo en el incendio de su negocio de ramos generales en El Alcázar.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE