Alto Paraná abrió sus puertas a la comunidad para evaluación de gestión ambiental

La principal empresa forestal del país convocó a la certificadora internacional SmartWood para lograr la Certificación FSC. El sistema garantiza el manejo forestal sustentable de sus plantaciones y de las áreas de conservación de bosque nativo. La primera etapa del proceso de evaluación de Smartwood, de la Rainforest Alliance, a la principal empresa forestal de Argentina, Alto Paraná SA (Puerto Esperanza, Misiones), concluyó ayer, después de cuatro reuniones participas y de consultas públicas.

El objetivo de la certificadora internacional era de “recabar insumos que permitan analizar si la empresa cumple con los principios y criterios del Sistema de Certificación FSC (Forest Stewardship Council, en castellano Consejo de Manejo Forestal) sobre el manejo sustentable de sus plantaciones forestales así como de las áreas de conservación que posee la firma en la provincia”.

La Gerencia de Operaciones Forestales (GOF) de Alto Paraná decidió solicitar la Certificación FSC de su patrimonio forestal, y puso en manos de la principal certificadora internacional la evaluación de su Gestión Ambiental, donde analizan también el componente social y económico de la empresa sobre más de 220 mil hectáreas de bosques nativos y cultivados de su patrimonio. Alrededor de 110 mil hectáreas corresponden a bosques nativos, entre áreas de reserva, fajas ecológicas y bosques protectores.

Durante la semana se llevaron a cabo reuniones participativas y privadas en Puerto Esperanza y Eldorado, con determinados segmentos del público de interés, compuesto en su mayoría por empresarios, prestadores de servicios, profesionales forestales de la región, representantes de organizaciones no gubernamentales y asociaciones intermedias.

La metodología de cada reunión fue similar, desde una presentación del sistema FSC y el proceso de evaluación que realiza SmartWood, para seguir con la exposición sobre el manejo forestal de APSA, una ronda de consultas y aporte de materiales.

El procedimiento de evaluación se rige bajo los principios y criterios del FSC sumados a los Estándares Interinos de SmartWood para Argentina versión noviembre 2006, aprobados por el Consejo de Manejo Forestal.
La meta del FSC es promover un manejo ambiental responsable, socialmente beneficioso y económicamente viable en los bosques del mundo, es decir, lograr el equilibrio de un desarrollo económico, ambiental y social, mediante un proceso participativo y abierto, a partir de estándares que balancean los intereses de todas las partes involucradas, asegurando que no predomine una sola.

Una vez finalizada esta etapa, SmartWood preparará un informe que deberá ampliar y responder APSA, y que finalmente presentarán a la sociedad.
El ingeniero Víctor Cubillos, gerente de la GOF de Alto Paraná, manifestó en una entrevista radial su conformidad con el proceso y destacó la alta participación y el trabajo intenso de consulta de la firma SmartWood en terreno y las consultas realizadas. “Estamos muy contentos por la gran participación de los grupos de interés y la comunidad. Hemos tenido que escuchar muchas cosas para consolidar el proceso forestal de la empresa, y este trabajo comenzó hace un año con las primeras pre-evaluaciones. Creemos estar preparados para continuar y lograr la certificación. El certificado integra todos los elementos necesarios que tiene la empresa en toda su magnitud, como social, ambiental y productivos, este último nuestra mayor fortaleza; y en la parte de Responsabilidad Social y de comunicación de poder interactuar con la comunidad, ha de ser una cuestión de percepción de aquí en adelante”.

Ante los cuestionamientos que se realizaron sobre la gestión ambiental de la empresa, Cubillos explicó “que es parte del proceso abrir las puertas a la comunidad para la evaluación de nuestra gestión en producción y su vinculación con el medio ambiente. Si alguna persona, vecino, o la comunidad encuentra que estamos en algún desvío, se acerca a SmartWood y entrega la información a ellos, que son los que están a evaluando a la empresa. Nosotros estamos tratando de contestar todas las inquietudes que se nos presentan de parte de la certificadora, en general creo que no nos ha ido mal en este sentido. Todo lo que se nos han planteado sobre agroquímicos y control de maleza hemos tratado de contestar, pero a su vez están las instancias y canales habilitados para poder conversar estos temas”, convocó el directivo.

En la entrevista radial con LT4/FM Libertad, Cubillos también se refirió al tema de agroquímicos y respondió que “en el 90 % de los productos de control de malezas que usamos son agroquímicos que están con banda verde, sólo tenemos un caso que es el ForDor (banda azul, levemente tóxico) pero tiene una dosis o una carga química tan baja que son como los de banda verde. Se trata de productos muy estudiados”, afirmó. “Son productos muy bien aplicados, no hay ningún riesgo de impacto, se degradan rápidamente”, explicó el directivo.

Denuncias presentadas

Con respecto a los cuestionamientos a la gestión ambiental, hubieron casos en el proceso que fueron presentados en el marco de las reuniones participativas, y uno de ellos fue denunciado ante la certificadora internacional y en ArgentinaForestal.com por el ingeniero forestal Juan Garibaldi, que expuso un trabajo realizado a partir de información satelital en la que sostiene que “Alto Paraná realizó en 1999-2001 rozados sobre suelo 6B esto es un delito según la ley de bosques protectores. En la misma imagen resulta claro que la empresa incumple la Ley 3661 que ordena reconstituir la cobertura nativa en suelos 6B reconvertidos previamente a la aprobación de la ley de bosques protectores. Este trabajo fue motivado por el hecho de que APSA propuso como certificables parte de los lotes en los cuales realizó reconversiones después de 1994, lo que es contrario al principio 10 del FSC”, sostuvo el profesional.

En este sentido, otro de los planteos de Garibaldi fue sobre dos listas de agrotóxicos, “en una figuran los productos usados en el control de malezas por la empresa en donde, entre otras cosas se incluye, un producto expresamente prohibido por FSC”, que sería ForDor. “Si se observa el listado de agrotóxicos autorizados para la venta en la provincia se desprende que Alto Paraná viola la ley de agrotóxicos de la provincia”, cuestionó el profesional.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE