Prueban nuevo menú alimentario en aldeas guaraníes

El Ministerio de Salud de la Provincia realizó ayer un testeo para incorporar un nuevo menú alimentario en las comunidades Mbyá Guaraní de la provincia. Hasta el momento se están probando platos como polenta con salsa, guiso carrero, guiso de lentejas y una leche saborizada.

La primera prueba piloto se realizó en la aldea Fortín Mbororé de Puerto Iguazú con la presencia del ministro de salud José Daniel Guccione, la directora del programa salud de los pueblos indígenas Dora Saldías, la directora de zona norte Miriam Blas y médicos nutricionistas.

“Elegimos Fortín Mbororé porque con el cacique Silvino Moreira venimos trabajamos desde el año 2003 y porque aquí vivimos momentos críticos con la desnutrición infantil”, explicó Guccione y añadió “con la conducción de Moreira se evidenció el cambio en la comunidad en el tema alimenticio. Hoy vemos que cada familia tiene una plantación que mejorara el estado nutricional de los habitantes”.

Sucede que desde el mes de febrero el Ministerio de Salud Pública asumió el compromiso de distribuir mensualmente y por persona los bolsones alimentarios que incluyen quince productos alimenticios seleccionados por el equipo de nutrición del Ministerio.

Al respecto Guccione indicó que se realiza una experiencia piloto para que los alimentos sean más fáciles de preparar y de esta forma mejorar la alimentación de los chicos de 0 a 5 años.

El funcionario manifestó que Salud Pública está testeando cuatro menús disecados, no perecederos y de fácil preparación. El alimento que ayer se probó es un “producto que tiene todos los elementos calóricos, nutritivos y proteicos. De elaboración rápida para las madres y con una aceptación positiva”.

Además, el titular de la cartera sanitaria aclaró que van a realizarse otras pruebas piloto. Y adelantó que hoy la directora del programa repetirá la actividad en San Ignacio –Colonia Andresito- donde viven 44 personas.

Los menús
Los menús que se están testeando tienen una presentación higiénica y están envasados con papel aluminio. Son productos no perecederos y la empresa que los fabrica cuenta con una logística que permite garantizar el control antropométrico, es decir medir el peso y la talla a lo largo del tiempo, y a su vez, cuenta con auditorías de distribución.

Hasta el momento se está probando platos como polenta con salsa, guiso carrero, guiso de lentejas y una leche saborizada.




Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE