Loyola aseguró que dejó fondos suficientes

En medio de la disputa entre la nueva y la anterior gestión, el ex
presidente del cuerpo confirmó que dejó un remanente de casi un millón de pesos

El cruce de declaraciones entre un sector y el otro

El cruce de declaraciones entre un sector y el otro

[su_note note_color=”#cdcdcd”]Según Loyola para este mes hay en el Concejo un remanente cercano al millón de pesos[/su_note]”Están mintiendo para perjudicarme y esto es parte de una venganza política porque lo que les duele es que un humilde concejal hizo una gestión transparente”, dijo el edil y ex presidente del Concejo Deliberante posadeño Octavio Loyola en el marco de la disputa que se desató tras su alejamiento de la banca. Por su parte, su sucesor Jorge Gómez dijo que los despidos que se realizaron apenas concretado el recambio, se hicieron porque con los activos que heredó no podía hacer frente a cuantiosos gastos. Por otro lado, el interbloque de concejales decidió adelantar la feria de verano para poder ahorrar. Descartaron que se pueda hacer una nueva ampliación del presupuesto.
Octavio Loyola rompió el silencio y en diálogo con Misiones On Line aseguró que al dejar el sillón en el recinto las cuentas quedaron saneadas. Al mismo tiempo recordó que en el mes de octubre solicitó al Tribunal de Cuentas provincial una auditoría para que se deje documentado cómo se había administrado durante el lapso en el que estuvo al frente de la institución. A todo esto recordó que tanto Gómez como sus pares Carmen Godoy y José Zárate solicitaron al Tribunal una ampliación de la revisión y que en ambas oportunidades no se encontraron irregularidades.
Por otro lado, señaló que al 30 de octubre de este año contaba con 1.573.000 pesos, de los cuales se ocuparon 600 mil para abonar los salarios de noviembre y que por ende hubo un remanente cercano al millón de pesos.
“No entiendo cómo ahora salen a decir tantas mentiras y Gómez no es principalmente el más impoluto para venir a señalarme. No se pueden manejar con tanta hipocresía porque cuando yo los enfrente en marzo no me voy a callar nada y con los papeles que me avalan voy a demostrar que faltan a la verdad”, dijo Loyola.
Comentó que lo amenazaron con la destitución pero aseguró que dará batalla y que no se “callará” nada. Por otro lado dijo que se pasaron a planta permanente solamente a doce personas y que en un justo acto se hizo una recategorización de 120 personas. Y añadió que esas medidas en materia de números significan solamente 2.500 pesos por mes. También comentó que no tiene oficina para trabajar y que por ahora comparte el espacio de su par Silvia Rizko.
Del otro lado, la nueva gestión dejó caer los contratos de 80 personas, argumentando que demandaban un gasto en sueldos cercano a los 110 mil pesos mensuales. También que para hacer frente a las deudas que dejó Loyola se debería realizar una ampliación presupuestaria cercana al millón de pesos, cosa que sería imposible.
Por su parte, Gómez insistió en que buscarán “revertir una imagen deteriorada de un 60 por ciento que tiene la gente de nuestro concejo”, y anticipó que se está iniciando una “gestión sin secretos”.
La tensa calma reinará hasta que, luego de la feria, los concejales se vuelvan a ver las caras, pero lo cierto es que de un sector y otro el cruce de acusaciones no cesa.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE