Greenpeace defendió la Emergencia Forestal

La entidad ecologista enfatizó la necesidad de avanzar en un ordenamiento territorial.

La organización ecologista Greenpeace realizó ayer en Posadas una conferencia en la que apoyó el proyecto de Emergencia Forestal, que ya fue aprobado en general en la Cámara baja y será tratado en particular en la sesión del miercoles próximo. El director político de la entidad, Juan Carlos Villalonga aseguró que la norma no impide el aprovechamiento de los bosques nativos, sino que lo que prohíbe son los desmontes totales hasta tanto las provincias no elaboren un ordenamiento de su territorio que garantice una serie de supuestos mínimos de conservación.
El directivo explicó que el principal objetivo de la ley es lograr que todas las provincias realicen un ordenamiento territorial que determine que uso le corresponde a cada porción de terreno para garantizar la sustentabilidad de los bosques y el mejor uso de los suelos.
Expresó además que, para evitar que el desarrollo de los proyectos de ordenamiento actue como un “incentivo perverso” que empuje a algunos a desmontar antes que se lo prohiban, se pensó en declarar la “Emergencia Forestal”.

Sin embargo Villalonga aclaró que la medida en cuestión no impediría la utilización de los bosques con fines maderables, sino su desmonte para convertirlos en otro tipo de suelo. “Se podrá cortar un arbol y mandarlo a aserradero, lo que no se podrá es hacer tala rasa de un bosque para hacer algún tipo de cultivo”, ejemplificó.

Aunque la ley no especifica medidas puntuales de compensación para los propietarios de bosques que no puedan explotarlos en la forma que quisieran, el directivo de Greenpeace destacó que la ley determina que se instrumenten excepciones impositivas y hasta subsidios para estos casos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE