Transportistas de América piden agilizar el paso de Iguazú a Foz

Los empresarios aseguraron que las retrasos generan pérdidas considerables y pidieron la integración de las aduanas con el objetivo de disminuir la cantidad de trámites necesaria para cruzar las fronteras. Empresarios del autotransporte de cargas de toda América se quejaron por las demoras que sufren sus camiones en algunos pasos fronterizos de Argentina, entre los que destacaron al Cristo Redentor -que permite el cruce a Chile a la altura de la provincia de Mendoza y al paso entre Puerto Iguazú, en Misiones y Foz de Iguazú, en Brasil. Los empresarios aseguran que las demoras burocráticas generan importantes pérdidas al sector y pidieron la integración de las aduanas con el objetivo de disminuir los trámites. Ese y otros planteos fueron formulados en el marco del segundo encuentro Iberoamericano del Transporte, desarrollado en Buenos Aires.
El encuentro fue organizado por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte (Fadeeac) y contó con la presencia del vicepresidente de la Internacional Road Transport Union (IRU), Pierre Pere Padrosa, además de representantes de delegaciones empresariales de España, Portugal, Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Perú,
A la hora de enunciar las conclusiones del encuentro, Luis Morales, presidente de la Fadeeac, señaló que una de las quejas más formuladas por los empresarios pasa por las demoras en las fronteras. “Los camiones cada vez que pasan de Argentina a otro país muchas veces pasan varios días parados, mientras que en Europa no se tarda más de 10 minutos”, consideró.
El empresario explicó que los problemas de frontera afectan seriamente al sector porque “aumentan los plazos de entrega de la mercadería afectando el rendimiento de la flota y los costos innecesariamente”.
Teniendo en cuenta los reclamos empresarios, el plenario del encuentro determinó que “se debe pensar en integración de aduanas y la disminución de los trámites, porque es la única manera de integrar al transporte terrestre de la región”.
Por su parte, transportistas provinciales aseguraron que las complicaciones en los pasos de frontera de Misiones los perjudica especialmente porque los obliga a desviarse hacia las fronteras de Corrientes para no perder tres días en espera del permiso para cruzar hacia Brasil. En ese sentido, Rubén Oberman, presidente de la Asociación Misionera de Transportistas de Carga (Amitrac), recordó que hace tres años, cuando la actividad del transporte internacional era menor, cruzaban unos 600 camiones por día a través del puente Tancredo Neves, en Puerto Iguazú, mientras que hoy no lo hacen más de cien. Según el transportista obereño, solamente el 5 por ciento de los camiones misioneros que cruzan a Brasil lo hacen por Misiones y el resto opta por tomar otros caminos, incluso al precio de recorrer muchos kilómetros de más.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE