Los empleados redoblan la apuesta

El conflicto del sindicato fue declarado ilegal por la Subsecretaría de Trabajo de la provincia, pero los empleados continuarán con la medida de fuerza en reclamo de un 30 por ciento de incremento salarial. Eduardo Zanivan, delegado de los trabajadores de Samsa, aseguró que desde el año 1999 únicamente recibieron 300 pesos en vales de almuerzo. El gremio reclama la incorporación al básico de 300 pesos, para quien trabaje 20 días al mes, y 150 para quienes sumen 10 días, más un 30 por ciento de aumento. Hoy habrá paritarias nacionales en Buenos Aires que podría tener incidencia en el conflicto de la capital misionera.
Anoche se abrió una tregua en el conflicto ante una nueva oferta de la empresa, pero que no colmaría las apetencias gremiales.
El diputado justicialista, Adrián “Chavo” Bernal, dirigente del sindicato de Obras Sanitarias, cuestionó al Gobierno y dijo que la ida de Samsa afectará al usuario, además de “un juicio millonario que le haría al Estado”. También dijo que si el Estado se hace cargo del servicio, se perderían fuentes de trabajo. “Esto es una cuestión caprichosa y el Estado aumentará las tarifas porque sino, trabajaría a pérdidas”, acusó. “El Estado no le presta atención al servicio. Nosotros no somos socios en este conflicto, estamos buscando un aumento salarial para el personal que no tiene nada que ver con el conflicto”, se excusó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE