La Policía liberó a detenidos por incidentes que generó el fallo por la tragedia en el shopping paraguayo

La policía paraguaya liberó hoy a las 75 personas detenidas ayer durante los disturbios que originó un polémico fallo sobre los dueños del centro comercial que se incendió hace dos años en Asunción. La protesta de ayer a la noche dejó al menos 69 heridos y 75 detenidos, que fueron liberados hoy, según consignó la agencia ANSA.
Los disturbios estallaron en la capital paraguaya luego de conocerse que el tribunal que interviene en el caso, calificó levemente la responsabilidad de los dueños del centro comercial Ycuá Bolaños, en el que murieron 364 personas tras el incendio de agosto de 2004.

Cerca de un millar de sobrevivientes y familiares de las víctimas del siniestro reaccionaron con furia cuando los magistrados, por dos votos contra uno, calificaron la tragedia como “homicidio culposo”, figura que contempla penas de hasta cinco años de prisión.

El Ministerio Público y los abogados querellantes habían pedido el encuadre legal como “homicidio doloso”, que hubiera significado penas de hasta 25 años de cárcel para los propietarios del local, Juan Pío Paiva y su hijo, Daniel Paiva.
El fiscal y las víctimas habían solicitado la máxima pena de la legislación paraguaya porque, según afirmaron, en pleno incendio las puertas del supermercado fueron cerradas para evitar actos de vandalismo o que los clientes se retiraran sin pagar.
Antes de que terminara la lectura del fallo, las víctimas y familiares de los fallecidos que presenciaban el juicio expresaron a los gritos su repudio a los jueces y les arrojaron muebles y objetos contundentes.

Luego marcharon hacia el local de otro de los supermercados de la cadena Ycuá Bolaños, donde viven algunos miembros de la familia Paiva, y destruyeron cajas registradoras, mercaderías y mobiliario, según las imágenes de los canales de televisión que transmitieron los hechos en directo.

El enfrentamiento entre manifestantes y policías duró más de cuatro horas: efectivos antimotines dispersaron la manifestación con balines de goma y gases lacrimógenos.
El presidente paraguayo Nicanor Duarte Frutos llamó “a la cordura para no desviar la lucha por la justicia” en tanto, los familiares exigieron la renuncia de los jueces y la consiguiente integración de un nuevo tribunal. (Asunción, 6 de diciembre, Télam).



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE