Gustavo Rebull ingresó al quirófano con 240 kilos para que le coloquen el balón gástrico

Lo confirmó su abogado Jorge Monasterky desde el hospital Argerich en Buenos Aires, donde es intervenido el misionero, a quien el Estado nacional, juicio mediante le deberá solventar la operación, por carecer de obra social y querer tener una mejor calidad de vida. Había llegado a pesar 320 kilos. «Hace media hora ingresó y se mostraba muy confiado», comentó el abogado, para agregar que seguirá internado por el posoperatorio cuatro días aproximadamente.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE