En EE.UU. advierten sobre la presencia del Hezbollah en la Triple Frontera

Un artículo del Washington Post mencionó los recientes descubrimientos de redes involucradas con el contrabando para financiar el terrorismo. Destaca la aprobación de la ley contra el lavado de dinero en la Argentina y piden más tecnología para la policía paraguaya. La Triple Frontera está más que nunca en la mira de los Estados Unidos. El contrabando de mercadería ilegal y el lavado de dinero en la zona apuntan directamente hacia la financiación de Hezbollah, el grupo terrorista libanés que tendría células en la ciudad tripartita.

El diario Washington Post publica en un extenso artículo la preocupación del gobierno norteamericano sobre la zona, y de hecho da cuenta del envío de soldados de ese país para capacitar a las fuerzas de seguridad paraguayas al respecto. Estas medidas de la Casa Blanca intentan descubrir “anillos” de lavado de dinero que se cree están financiando a Hezbollah.

La certeza de operaciones clandestinas en la zona la dio Daniel Glaser, asesor de la Secretaría del Tesoro para el terrorismo financiero y delitos financieros, que declaró al Washington Post: “Estoy altamente confiado en que es este el caso.

“Ceemos que hay evidencia”
Los esfuerzos del gobierno de los Estados Unidos para desbaratar grupos de lavadores de dinero vinculados con el terrorismo tuvieron un giro la semana pasada, cuando en un puente entre Paraguay y Brasil los soldados paraguayos chequeaban vehículos y, al mismo tiempo, en un curso de agua cercano, una barca llevaba de un país a otro un cargamento de marihuana que nunca fue detectado en el trayecto.

Las falencias de las fuerzas paraguayas extremaron la preocupación norteamericana, por cuanto éstas se quejan de no tener siquiera acceso a internet para chequear movimientos. “Estos criminales están en la vanguardia de la tecnología, y los celulares que llevamos es porque los compramos con nuestro propio dinero”, reveló la agente paraguaya Maria Adelaida Vázquez. Fue un golpe de suerte, afirma, haber hallado a la barca con marihuana luego de que llegara a la otra orilla.

Entre los logros para combatir el foco delictivo en la Triple Frontera, el diario menciona la sanción de la ley contra el lavado de dinero aprobada por los legisladores argentinos recientemente.

Glaser también advirtió que los vínculos con Hezbollah y otros grupos radicales es “lo que más preocupa” a la Casa Blanca. Menciona la detención de una banda de contrabandistas en Detroit que descubrió un anillo de lavado en la Triple Frontera con cigarrillos clandestinos. La causa alega que los beneficios de esa operación fueron directamente a los fondos de Hezbollah, según Washington Post.

En 2004, la Casa Blanca descubrió a un empresario que operaba como terrorista en Ciudad del Este quien afirmaba ser el tesorero del grupo libanés. Assad Ahmad Barakat operaba una exitosa red comercial al frente de células de Hezbollah, según el propio Departamento del Tesoro norteamericano.

Samir Jebai, un inmigrante libanés bien relacionado con el gobierno paraguayo y vinculado con lo máximo del comercio en la región, dijo que es equivocadamente tildado de terrorista, aunque su cuñado fue capturado entre los que contrabandeaban cigarrillos con cabeza en Detroit.

Para la Justicia y las fuerzas del orden, sin embargo, el gran problema es penetrar en la comunidad árabe de la Triple Frontera, que cuenta con unos 30 mil miembros e incluye una minoría de hombres de negocios que financian a terroristas.

Ni la policía local ni el gobierno cuentan con un solo traductor árabe, denuncia el diario. Vázquez dijo: “Ellos hablan sólo en su propia lengua y no dejan a otros ingresar a su mundo. Sospechamos que están cada vez más involucrados en el narcotráfico”. La evidencia muestra que los delitos financieros en la Triple Frontera están estrechamente ligados con los de lesa humanidad que estos grupos terroristas llevan a cabo. (INFOBAE).



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE