Elevaron a juicio la causa por el robo de un bebé mbyá

Tres son las personas que están procesadas: una pareja marplatense y un enfermero del Hospital de Mado. El bebé fue recuperado por Gendarmería en un control de rutas en Monte Caseros.

De regreso. Romualdo volvió con su madre casi tres días después del robo.

De regreso. Romualdo volvió con su madre casi tres días después del robo.

La jueza de Instrucción de Eldorado, María Teresa Ramos, elevó a juicio oral la causa que se inició en agosto del año pasado por la sustracción de un bebé mbyá de la localidad de Mado.
Por el hecho se encuentran procesados y con prisión preventiva el enfermero Antonio «Tito» López y la pareja marplatense integrada por Ismael Landaburu y Débora Rita Vilanucci, quienes tenían en su poder al menor.
Del proceso quedaron desvinculadas dos médicas del centro asistencial de Mado. La directora había sido procesada, peroel Tribunal entendió que no había elementos para sostener la imputación.
De acuerdo con la investigación judicial, la pareja marplatense le había girado dinero a López para que actuara como intermediario para conseguir un bebé recién nacido en adopción.
En agosto, los imputados llegaron a Misiones en un Chevrolet Corsa, visitaron las Cataratas y luego se contactaron con el enfermero para ultimar los detalles de la entrega.
El hombre habría intentado sustraer otro recién nacido al que derivó junto a su madre al Hospital Samic de Eldorado, pero la presencia del padre le habría impedido lograr su cometido.
Es por eso que en horas de la noche fue hasta la aldea Ysyry, donde bajo amenazas llevó al pequeño Romualdo, de 17 días, junto a su madre al Hospital de Mado.
Por teléfono le explicó a la directora del centro asistencial que la aborigen estaba con un cuadro febril, motivo por el cual se decidió su derivación a Eldorado.
El enfermero adormeció a la mujer y en el camino le habría quitado al pequeño, que fue entregado a los marplatenses.
La pareja fue apresada en Monte Caseros, Corrientes, cuando viajaban con el chico. En su poder tenían un certificadode nacido vivo que tenía la firma adulterada de una médica del Hospital de Mado. Desde entonces, López y los marplatenses permanecen detenidos por la sustracción del bebé.