Felisa Miceli, un mujer que le imprimió empuje al campo

La actual presidenta del Banco Nación diagramó un nuevo sistema de créditos con mayores facilidades para el productor. En Misiones puso en marcha 17 proyectos por más de 400 mil pesos. El jueves asume como nueva Ministra de Economía de la Nnación

La próxima ministro de Economía y Producción de la Nación, Felisa Miceli, no sólo marcará un hito histórico en el país al constituirse en la primera mujer en el escalar hasta ese puesto ministerial. También se la recordará por su exitoso paso por la presidencia de directorio del Banco de la Nación Argentina (BNA) donde su política giró en torno al apoyo financiero que otorgó al sector agropecuario.

Licenciada en Economía, recibida en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, Miceli, quien se hizo cargo del Nación el 2 de junio del 2003, logró que el campo recuperara la confianza en el sistema crediticio promoviendo programas de apoyo económico con préstamos con baja tasa de interés y planes de facilidades de pagos de acuerdo a la capacidad de pago del colono.

En Misiones su paso por el BNA será recordado por haber otorgado más de 400 mil pesos para la puesta en marcha de 17 emprendimientos productivos a través del Fondo Nacional para la Creación y Consolidación de Microemprendimientos (FOMICRO), el principal arma de financiación que diagramó desde su gestión.

El FOMICRO es un fideicomiso manejado y liderado por el BNA a través del cual se otorgan créditos para la puesta en marcha de núcleos productivos con una tasa de interés del 7 por ciento anual y con hasta 180 días de gracia y a sola firma, que financia el 90 por ciento de la inversión. De los 17 microemprendimientos misioneros, la mayoría (12) le corresponde a Posadas, después hay algunos funcionando en Eldorado, Oberá y Puerto Esperanza.


La profesora universitaria y analista de temas económico-financieros también trabajó decididamente en la búsqueda de una solución para los productores hipotecados. En ese sentido, hay que recodar que el 1 de enero de este año, puso en marcha un programa de refinanciamiento de Banco Nación para los productores que mantienen deudas con la entidad.

El plan contempla la refinanciar a las deudas a los productores más comprometidos con la entidad a tasas subsidiadas por aportes de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (SAGPyA) y de los gobiernos provinciales. En Misiones la medida beneficiaría a 162 productores en condiciones de refinanciar pasivos por alrededor de 11 millones de pesos.

El Banco de la Nación Argentina, está en la etapa de recopilación de datos de todos los productores del país. El plazo “se puso el Banco es hasta el 31 de diciembre para tener un listado completo de las dudas y acordar con las provincias para que estas aporten para bajar las tasas de sus productores, y participar del fideicomiso” había dicho Miceli en su paso por la provincia en marzo pasado.

En esa misma visita, la funcionaria había dado el visto bueno a la creación de una sucursal en la localidad de San Vicente, de casi 50 mil habitantes y de gran movimiento económico a base de la industria forestal, que cuenta en la actualidad solamente con un banco, el MacroBansud, que no logra dar abasto a la alta demanda.

Los antecedentes indican que en el 2000 llegaron hasta San Vicente los responsables del Banco Nación Oberá (encomendados por la Gerencia de la casa central en Buenos Aires) y mantuvieron una reunión con la desaparecida Cámara de Comercio e Industria y Actividades Profesionales y Agropecuarias (CCIAPA) y con el por entonces alcalde Héctor Carballo. De allí en más se sucedieron una serie de encuentros pero que nunca lograron alcanzar el objetivo deseado. Es más, el BNA postergó a la Capital Nacional de la Madera y, en cambio, abrió una sucursal en Jardín América.
Pero en la gestión de la ex integrante del equipo técnico del ex ministro Roberto Lavagna la posibilidad de habilitar una sucursal volvió a reflotarse a tal punto de que el Concejo Deliberante tiene en carpeta dos propiedades; la primera, un edificio de dos plantas en la intersección de las avenidas Leandro N. Alem y Tejeda; y la segunda, un galpón en Tejeda al 800 donde se podrían edificar la futura sede.


Ex Directora del Banco de la Provincia de Buenos Aires desde diciembre 1983 hasta diciembre de 1987 y consultora de los gobiernos nacionales y provinciales en financiamiento de proyectos de inversión, Miceli tiene entre sus pergaminos más sobresaliente el hecho que durante su gestión el ejercicio económico cerró con un balance favorable después de 11 años de perdidas: el ejercicio cerrado en diciembre del año pasado arrojó un superávit cercano a los 900 millones de pesos



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE