Zona Norte: Parque provincial Esperanza

Está ubicado al noroeste de Misiones, sector sudeste del departamento Iguazú y se ha constituído en uno de los nuevos atractivos del Alto Paraná.

El Parque Esperanza cuenta con una superficie de 686 hectáreas y está ubicado en un relieve plano, suelo rojo profundo, con alturas que van de los 300 a los 350 metros sobre el nivel del mar.
En los últimos tiempos este lugar se ha transformado en uno de los puntos más concurridos por los turistas, en la zona norte, después de cataratas y las minas de Wanda.
El Parque forma parte de la divisoria de aguas del Arroyo Urugua-í con las vertientes de los Arroyos: Susto y Tirica por un lado, y por el otro la cuenca del Aguaray-Guazú con las vertientes de los Arroyos San Juan y Dorado Por su extremo Nordeste el área se conecta con la Sierra Morena, selva serrana de gran interés bioecológico; interconectando esta reserva propuesta con el Refugio Aguaray-mí constituiría una unidad protegida de mayor superficie.
Esta reserva protege un excedente fiscal que ampara un sector selvático en un relieve bastante quebrado.
De esta manera el Parque asegura la protección de la cuenca San Juan, cuyo valle y curso principal están resguardados en el refugio privado Aguaray-mí.
Debido a este caso una iniciativa privada respaldada oportunamente por el Ministerio de Ecología provincial, fue detonante en una decisión oficial orientada hacia la conservación del sector del actual Parque Provincial Esperanza.
El Parque es la última franja de monte natural que une dos masas boscosas separadas por grandes extensiones de pino resinoso. La vegetación característica está representada por la selva del laurel y guatambú, con abundantes emergentes de las llamadas especies de ley con un estrato arbustivo, y muy rica en bambúceas, diversas mirtaceas y rubiáceas, entre otras.

Los animales


La fauna que habita el Parque es variadísima, lo que representa un gran atractivo para los cazadores furtivos; es de destacar la importancia como corredor faunístico del parque, en función a la presencia de numerosas especies de mamíferos – venados, tatetos, felinos como el yaguareté y otros que migran desde otros Parques Provinciales a través de la sierra Morena. El parque al recorrer la divisoria de aguas entre arroyos Urugua-í y Aguaray-guazú, alimenta varias nacientes y tributarios en ambas cuencas, actuando así de regulador del caudal Hídrico en épocas de sequía. Su sector Este se encuentra bastante accidentado con pendientes sobre las estribaciones de la sierra Morena. Divide en dos vastas zonas de miles de hectáreas reforestadas con pino resinoso. Su ancho promedio es de 700 metros, posibilita la supervivencia de especies de fauna que no encuentran sustituto para su alimentación en el monocultivo circundante, fauna de gran utilidad en el control de plagas y para la fertilización de especies vegetales.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE