Tras cinco días de remo llegaron a buen puerto

Partieron el lunes de Puerto Iguazú y llegaron ayer a Posadas. Con su experiencia los navegantes llaman a la reflexión sobre la “igualdad”.

“Queremos que la gente vea que los discapacitados existimos”. Ese fue el lema que guió la travesía de Ramón Pérez (40) junto a su hermano Jorge Pérez (50), quienes arribaron ayer al puerto de Posadas tras cinco días de remo desde la localidad de Puerto Iguazú.
Ramón y Jorge padecen una discapacidad motriz. Y fue su situación la que motivó la cruzada por el río Paraná pasado por Puerto Rico y San Ignacio. Acompañados por Juan Tarasiuk y personal de la Prefectura Naval Argentina, partieron en canoa el pasado lunes a media mañana y fueron recibidos ayer por las autoridades sanitarias provinciales y promotores de salud, quienes premiaron su voluntad de remar contra los prejuicios de la sociedad.
La marcha organizada por el Consejo Municipal del Discapacitado de Jardín América concluyó en la capital misionera con un sin fin de aplausos y felicitaciones que emocionaron hasta las lágrimas a los hermanos emprendedores. Ellos pararon en distintos puertos donde brindaron charlas y dejaron mensajes y un llamado a la sociedad, para que tienda a la inclusión social y a la integración de la persona con capacidad diferente.
Sin colores políticos iniciaron el raid náutico que marcó un antes y un después en sus vidas. “Somos gente normal, nosotros hacemos deportes, pensamos en este viaje y pasamos momentos muy lindos y agradables”, dijo Ramón Pérez, el líder de la tripulación.
Ramón -como su hermano Jorge- reside en Jardín América, está casado y tiene tres hijos. De carácter perseverante y a la vez sensible, contó que doce años atrás tuvieron que amputarle la pierna izquierda tras un accidente de tránsito en la ciudad de Buenos Aires. “Al principio tuve muchos problemas porque nuestro país en muy pocos lugares están preparados para las personas con capacidades diferentes, no tenés rampas, baños, acceso para sillas de ruedas. Muchas veces hablamos de la integración y educación para todos, pero no es así, se hablan pero no se hace”, sostuvo.
A su turno, Jorge relató que “esta experiencia es el principio para probar como nos iba y queremos comenzar a trabajar en un bote más grande para ver si Prefectura puede ir con nosotros. Queremos que nos vean porque los discapacitados podemos. Desde que salimos de Iguazú hicimos como ocho puertos y fue una cosa muy linda”.


Problemática


En Misiones entre el 14 y 18 % de la población padece alguna discapacidad. Uno de los principales ejes de la problemática gira en torno a la inserción laboral.
Es que no se cumple la legislación nacional que obliga a todos los estamentos laborales a tener un 4% del personal con alguna discapacidad. Las estadísticas señalan que alrededor del 90 % de los discapacitados está desempleado.
Misiones fue la primer provincia en firmar un convenio de cooperación técnica con la Comisión Nacional de Discapacidad dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.
En esa línea este plan político apunta justamente a “ubicar entre Nación y Provincia cuál es la problemática, a dónde se apunta y qué es lo más urgente”.
A la cuestión de la inserción social y laboral, se agrega el enfrentamiento al lidiar con el cumplimiento de la gratuidad del traslado en transporte urbano y de larga distancia que supone la legislación vigente.

Tras cinco días de remo llegaron a buen puerto

Partieron el lunes de Puerto Iguazú y llegaron ayer a Posadas. Con su experiencia los navegantes llaman a la reflexión sobre la “igualdad”.

“Queremos que la gente vea que los discapacitados existimos”. Ese fue el lema que guió la travesía de Ramón Pérez (40) junto a su hermano Jorge Pérez (50), quienes arribaron ayer al puerto de Posadas tras cinco días de remo desde la localidad de Puerto Iguazú.
Ramón y Jorge padecen una discapacidad motriz. Y fue su situación la que motivó la cruzada por el río Paraná pasado por Puerto Rico y San Ignacio. Acompañados por Juan Tarasiuk y personal de la Prefectura Naval Argentina, partieron en canoa el pasado lunes a media mañana y fueron recibidos ayer por las autoridades sanitarias provinciales y promotores de salud, quienes premiaron su voluntad de remar contra los prejuicios de la sociedad.
La marcha organizada por el Consejo Municipal del Discapacitado de Jardín América concluyó en la capital misionera con un sin fin de aplausos y felicitaciones que emocionaron hasta las lágrimas a los hermanos emprendedores. Ellos pararon en distintos puertos donde brindaron charlas y dejaron mensajes y un llamado a la sociedad, para que tienda a la inclusión social y a la integración de la persona con capacidad diferente.
Sin colores políticos iniciaron el raid náutico que marcó un antes y un después en sus vidas. “Somos gente normal, nosotros hacemos deportes, pensamos en este viaje y pasamos momentos muy lindos y agradables”, dijo Ramón Pérez, el líder de la tripulación.
Ramón -como su hermano Jorge- reside en Jardín América, está casado y tiene tres hijos. De carácter perseverante y a la vez sensible, contó que doce años atrás tuvieron que amputarle la pierna izquierda tras un accidente de tránsito en la ciudad de Buenos Aires. “Al principio tuve muchos problemas porque nuestro país en muy pocos lugares están preparados para las personas con capacidades diferentes, no tenés rampas, baños, acceso para sillas de ruedas. Muchas veces hablamos de la integración y educación para todos, pero no es así, se hablan pero no se hace”, sostuvo.
A su turno, Jorge relató que “esta experiencia es el principio para probar como nos iba y queremos comenzar a trabajar en un bote más grande para ver si Prefectura puede ir con nosotros. Queremos que nos vean porque los discapacitados podemos. Desde que salimos de Iguazú hicimos como ocho puertos y fue una cosa muy linda”.


Problemática


En Misiones entre el 14 y 18 % de la población padece alguna discapacidad. Uno de los principales ejes de la problemática gira en torno a la inserción laboral.
Es que no se cumple la legislación nacional que obliga a todos los estamentos laborales a tener un 4% del personal con alguna discapacidad. Las estadísticas señalan que alrededor del 90 % de los discapacitados está desempleado.
Misiones fue la primer provincia en firmar un convenio de cooperación técnica con la Comisión Nacional de Discapacidad dependiente del Ministerio de Desarrollo Social.
En esa línea este plan político apunta justamente a “ubicar entre Nación y Provincia cuál es la problemática, a dónde se apunta y qué es lo más urgente”.
A la cuestión de la inserción social y laboral, se agrega el enfrentamiento al lidiar con el cumplimiento de la gratuidad del traslado en transporte urbano y de larga distancia que supone la legislación vigente.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE