Desde hoy APSA aumentará el precio del chip y raleo

En comparación con mayo de 2004, el aumento significaría en promedio para chip de un 39%. Se pasará de pagar 34,27 pesos la tonelada a 47,53 pesos aproximadamente. En el caso del raleo el aumento será de 34%

Aumento. Alto Paraná pica en punta en un incremento de lo que se le paga a los productores.

Aumento. Alto Paraná pica en punta en un incremento de lo que se le paga a los productores.

Adrián Lerer, gerente de Asuntos Corporativos y Legales de Alto Paraná SA, adelantó la decisión de la empresa de aumentar el precio del chip y raleo a partir del 1 de mayo de 2005. En comparación al año 2004, el aumento significaría en promedio en chip de un 39%; dado que pasará de pagar 34,27 pesos la tonelada a 47,53 pesos aproximadamente.

En tanto, en el caso del raleo -siempre en comparación con el año pasado- el aumento alcanzaría un 34%. De esta manera, pasará de pagar 29,75 pesos la tonelada a 40,08 pesos aproximadamente. (Ver gráficos)

El directivo sostuvo que “en función de las oportunidades y las perspectivas del mercado, estamos tratando de acompañar esta tendencia desde la empresa, y a partir del 1 de mayo empezará a regir un nuevo cuadro tarifario para la recepción de chip y raleo”.

Este último aumento, rondaría en un 10% más del último que se dio en diciembre pasado en raleo, y en los chip es de alrededor de un 13%. Y para tener una mayor magnitud del significativo movimiento del mercado forestal en los últimos años, Lerer agregó que “el aumento desde la caída de la convertibilidad (año 2002), se trataría de un 158% en el precio que se le paga al productor misionero por el raleo; y un 144% para el chip”, agregó el directivo.

Demanda del mercado

Si bien la decisión de APSA es en función a las necesidades de la demanda de la empresa y de la oferta que existe en la zona. “No buscamos un aumento ficticio, sino que tomamos estas medidas en base a equilibrados análisis y la flexibilidad que el mismo mercado nos permite manejarnos. La decisión contempla los intereses de nuestra empresa, los intereses de proveedores actuales y potenciales de la región. La actividad maderera atraviesa por un buen repunte y esta situación nos permite trasladar a los proveedores de materia prima un mayor precio”.

Inversión en energía

Otro tema que destacó Lerer es sobre la necesidad de la región de realizar un mayor aprovechamiento de los residuos por medio de la generación de energía por biomasa.
“APSA cuenta en Puerto Esperanza y Puerto Piray con la instalación de calderas para la optimización de la utilización de desechos, que nos permite la generación de energía. Desde el año 2000 estamos vendiendo parte de la energía producida a la red de la empresa eléctrica de la provincia, Emsa. Actualmente estamos trabajando en una segunda línea de alta tensión con una inversión que nos demandó alrededor de cuatro millones de dólares. Paralelamente, se está construyendo una sub-estación de baja y media tensión que permitirá a EMSA mejorar la prestación del servicio eléctrico en la zona norte de la provincia”.
Otro caso, es la empresa Papel Misionero SA, que presentó un plan de inversión en proyecto de generación de energía con biomasa en la cuenca de abastecimiento de la planta industrial.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE