Mejora el precio del tung y se pagará 300 pesos la tonelada

La Cooperativa Picada Libertad, de Alem, empezará el acopio en los primeros días de junio. En el 2.004 llegó a 6.800 toneladas de fruta y espera superar ese volumen este año.

Una vez en la fábrica, la fruta se procesa para obtener 160 kilos de aceite por cada tonelada de materia prima.

Una vez en la fábrica, la fruta se procesa para obtener 160 kilos de aceite por cada tonelada de materia prima.

El 2.004 fue bueno para los tungaleros, pero este año se anticipa como mejor. La Cooperativa Picada Libertad de Leandro N. Alem, que posee la única fábrica de aceite de tung en todo el país, comenzará el acopio de fruta con un precio que supera al pagado en la campaña pasada.
“En algunas chacras ya están juntando la fruta y vamos a empezar el acopio los primeros días de junio, con un precio de 300 pesos por tonelada”, explicó el presidente de la entidad, Rubén Wolemberg, quien recordó que en el 2.004 habían arrancado con 250 pesos y a fin de año sumaron otros 50 pesos, en concepto de reajuste por las buenas ventas de aceite que se lograron. “Ojalá este año también se pueda pagar el reajuste”, añadió.
Para lograr un mejor rendimiento y, sobre todo, para proteger a las plantaciones desde dos meses atrás la cooperativa proporciona herbicidas a los colonos, mientras que esta semana empezó a entregar las bolsas para la recolección.
La producción tungalera es muy particular, ya que no se cosecha, sino que se debe esperar a que la fruta caiga de los árboles para luego juntarlas y llevarlas a la fábrica de la cooperativa.
El 2.004 fue muy favorable para la actividad, a tal punto que -además del mejor precio- los productores recibieron un reajuste hacia fin de año.
Si bien el volumen acopiado de 6.800 toneladas de fruta no fue el mejor de los últimos años, en la campaña pasada se produjo un sustancial repunte en la cotización de la materia prima.
De los 120 pesos por tonelada que se pagaron en el 2.003 saltó a los 250 pesos.
Posteriormente Picada pagó un reajuste de 50 pesos y el precio llegó a los 300 pesos por tonelada. En números redondos esto significó que la producción de tung volcó dos millones de pesos en las chacras.
La cooperativa permanece como la única sobreviviente de las fábricas de aceite de tung en el país y exporta principalmente a Estados Unidos.

También mejoró el té


Por otra parte, Wolemberg se mostró entusiasmado por la recuperación que tuvo la cosecha tealera en los últimos días, particularmente la semana que pasó.
“Está entrando mucho brote y estamos entacuarados”, dijo el cooperativista, utilizando un término que aplican los tealeros para significar que la capacidad del secadero se encuentra al tope.
Al principio de la campaña, en octubre pasado, el directivo había dicho que las expectativas era llegar a un acopio de 12 millones de kilos de hoja, contra los 9,7 millones del 2.004.
Posteriormente la sequía golpeó duro y se estimaba que la pérdida rondaría el 30%.
Sin embargo, ahora la entrega de materia prima al secadero de Picada Libertad es constante. “Mejoró por las lluvias, pero también porque nuestra cooperativa está recibiendo mucho apoyo del gobierno provincial y nacional; entonces, los productores que antes se habían ido con otros acopiadores volvieron a confiar en su cooperativa”, remarcó.
Desde el año pasado la entidad con asiento en Leandro N. Alem trabaja en el desarrollo de un vivero de té clonal con 1,8 millones aportados por la Provincia, mientras que la Nación -vía Ministerio de Desarrollo Social- le otorgó 1,5 millones de pesos para la modernización del secadero.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE