Se constituyó el Tribunal que resolverá las recusaciones

Los camaristas aún no comenzaron a analizar las presentaciones del abogado de Bertoldo Neumann. Pimero quieren que el imputado ratifique la denuncia por cohecho que formuló contra dos jueces. Los camaristas Roque Martín González y Alfredo Rafael Escribano deberán resolver junto a Martín Errecaborde las recusaciones con causa que planteó el abogado Hugo Zapana contra dos integrantes del Tribunal Penal 1 en el denominado «Caso Valdez».

Zapana pidió que los jueces Demetria González de Canteros y Angel Dejesús Cardozo no intervengan en el juicio oral y público cuya fecha de inicio todavía es una incognita.

El abogado basó su recusación en un escrito que le envió su cliente dentro de un termo. Roberto Bertoldo Neumann sostiene en esa nota que ambos magistrados fueron sobornados para cargarle toda la responsabilidad en el crimen y así dejar en libertad a la escribana Adriana García, ex esposa de la víctima.

Fuentes judiciales dijeron que ayer sólo se resolvió qué jueces deberán determinar si las recusaciones corresponden o sólo son una chicana para ganar tiempo, algo que Zapana reclamaba desde el primer día que asumió la defensa de Neumann, hace dos semanas.

Próximos pasos

Ayer trascendió cuáles serían los próximos pasos de los camaristas. Primero deben determinar si la presentación de Neumann y su abogado tiene carácter de denuncia. Para ello, el imputado -está alojado en el sector de máxima seguridad de la Unidad Penal de Eldorado- deberá ratificar lo que estampó en el papel que llegó a Posadas dentro de un termo.

En el escrito, Neumann prometió aportar elementos que probarían lo que afirma.

En el caso de que efectivamente se trate de una denuncia, la misma será girada a la Fiscalía de Instrucción 1, a cargo de Amalia Spinnato, para que se inicie la investigación formal. Será el momento en que el imputado deberá exhibir las supuestas pruebas.

Una fuente judicial que pidió reserva afirmó ayer que la recusación de los dos camaristas del Tribunal Penal 1 no se tratará hasta que la Justicia de primera instancia avance con la denuncia de Bertoldo.

Es que si no se logra probar el presunto soborno, tanto González de Canteros como Cardozo no tendrían motivos por ser apartados del proceso.
Todo este trámite podría demorar el inicio del juicio oral y público en al menos diez días, de acuerdo con los cálculos más optimistas.

Una vez que se resuelvan las recusaciones, el Tribunal deberá remitir nuevamente las cédulas de citación a los casi 60 testigos que desfilarán por la sala de debates a lo largo de por lo menos seis días.

Zapana sostuvo que la suspensión del debate le permitirá finalizar la lectura del expediente y a partir de allí comenzar a elaborar una estrategia defensiva.
Es que la situación de su cliente es muy delicada: en su auto se encontró la pistola usada en el crimen.

Mientras, el Tribunal Penal 1 permanece con custodia policial permanente, ya que allí está depositado el voluminoso expediente y las pruebas que obtuvo el juez de Instrucción durante la primera parte de la investigación.

El crimen

El abogado Guillermo José Valdez fue asesinado de cuatro balazos en la noche del 19 de junio de 2003 en Posadas. Los médicos forenses establecieron que el deceso ocurrió entre las 20.30 y las 22.00.

Además de los disparos, el o los asesinos también le asestaron varios puntazos, aunque ninguno letal.

Antes de arrojar el cuerpo al costado de la avenida Cabo de Hornos, en la zona sur de Posadas, la víctima fue sometida a un escalpe total de rostro y cuero cabelludo, aparentemente con laintención de dificultar su reconocimiento.

Unos días después la Policía detuvo a Neumann y Ramírez y Adriana García por considerarlos coautores del homicidio.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE