Buscan la sanción de una Ley Cultural para Misiones

Trabajadores culturales unidos en TraCuM buscan intervenir en la política cultural de la provincia. Se conformaron recientemente, son más de 60 los integrantes y se reúnen dos veces por semana. Los Trabajadores de la Cultura de Misiones (TraCuM) buscan una legislación provincial que regule las actividades culturales y destine un determinado monto al sector.
La propuesta de Tracum fue adherida por más de 60 artistas, entre ellos Osvaldo de la Fuente, Víctor ‘Cacho’ Bernal, Ramón Ayala, Zygmunt Kowalski, Raúl Novau, Tiki Marchesini, Silvia Beatriz González, Fabián ‘Gari’ Anadón, Mariana Dasso, Enrique ‘Quique’ Uffelmann, Gastón Nakazato, Jorge Melo, Mónica Revinski, José María Barrios Hermosa, Alejandro ‘Ole’ Kowalski, Mariana Otazú, Liliana Rizzo, Azucena Fontán, Bibi Feldmann, Héctor ‘Quique’ Moraiz, Claudia Sussini, Carolina Gularte, Verónica Fedeli, Mauricio Bernal, Leandro Yahni, Mariana Pizarro y Carlos Layh.
En primer lugar, la asociación trabaja en la elaboración y sanción de un Proyecto de Ley Provincial de Estímulo a la Producción Cultural, que prevé los lineamientos de una política cultural provincial y se promueva, por un lado, la democratización en el acceso de la ciudadanía a bienes y servicios culturales y el fortalecimiento de sus prácticas. Por otro, el estímulo de la producción de trabajadores de la cultura.
También insisten en la creación del Registro de Trabajadores de la Cultura de Misiones, y la promoción de la transparencia en el uso del presupuesto y otros fondos dedicados a Cultura. Solicitan además un presupuesto para el área cultural.
En otro tramo del petitorio, piden transparencia en la reglamentación de los eventos como el Festival de la Música del Litoral o la entrega de premios provinciales para estimular la participación.


Espacio de pluralidades


La TRACUM se trata de un espacio plural y permanente de encuentro y elaboración de propuestas, para que los interesados en la materia intervengan de modo protagónico en la política cultural. Este espacio está integrado por artistas y artesanos de todos los géneros; técnicos (de iluminación, sonido, escenografía, etcétera) y comunicadores sociales vinculados específicamente a la producción artística y el espectáculo.
Los miembros de la organización se manifiestan con derecho y responsabilidad de salir de sus esfuerzos individuales y proponer ideas para el mejoramiento y la verdadera democratización de la acción cultural en la provincia. Esto redundará en la posibilidad de un apoyo serio, sobre la base de reglas claras, a las acciones que cada uno viene desarrollando.


Encuentros


El grupo se ha propuesto un cronograma intensivo de trabajo para dar forma sólida al Proyecto de Ley sobre Cultura en Misiones. Asimismo, esperan el aporte de todos los interesados con su presencia e ideas en las reuniones, las que se realizan los lunes y miércoles de abril a las 21 en El Antifaz, ubicado en Catamarca entre Buenos Aires y Félix de Azara de Posadas. O bien, comentarios vía e-mail a tracumisiones@yahoo.com.ar o ver las diferentes propuestas en www.tracum.com.ar.


Conceptos básicos


Los integrantes de TraCuM negaron que se trate de un espacio creado en la Capital de la provincia de Misiones para imponer ideas al interior de la provincia. Es un lugar que busca comenzar a unir a todos los espacios culturales. Lo empezaron en Posadas por ser quizá el espacio donde hay más gente. Pero esto no supone arrogar el derecho de definir desde Posadas lo que quieren o necesitan todos los Trabajadores de la Cultura de diferentes puntos del interior.
No obstante, se aprovechó la cantidad de trabajadores de la Cultura que existen en Posadas pero para pensar, entre otras cosas, en formas de unión a los otros trabajadores de la Cultura del interior y también en formas de gestionar la cultura que sean realmente representativas de quienes se dedican a la producción cultural en cada uno de los 17 (diecisiete) departamentos de la provincia.
Vale aclarar que por ahora TraCuM se reúne en Posadas, por las limitaciones materiales que implica, hecho por el cual se propone una redefinición del llamado Consejo Provincial de Cultura, de modo que se pueda ocupar y convertir en un lugar que permita la verdadera representación de toda la provincia. La organización elige hoy no tener una sede fija de reunión, y busca ir rotando los lugares de encuentro, de acuerdo a las posibilidades que se ofrecen desde los mismos trabajadores. En tanto, a los integrantes se exige idoneidad y capacidad para el ejercicio de la «representación» cultural, lo cual en cada caso tiene que necesariamente ser acreditado por una trayectoria en el área cultural.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE