González se quedó sin abogado defensor

El hombre está preso desde hace casi dos meses por el crimen de un remisero de Puerto Rico. Fue reconocido en ronda de sospechosos por el hijo de la víctima. Mario “Neneco” González y su esposa, que están detenidos en averiguación del homicidio de un remisero, se quedaron nuevamente sin abogado.
Juan Abelardo Cristaldo presentó ayer al mediodía un escrito en el Juzgado de Instrucción de Puerto Rico comunicando su decisión de abandonar la defensa. Diferencias irreconciliables con sus clientes habría sido el motivo del alejamiento.
Por otra parte, trascendió que esta semana tanto González como su esposa, Blanca Valdez, serán sometidos a una junta médica psiquiátrica para establecer si son imputables.
Con el resultado de esa pericia, el juez de Instrucción Ector Acosta resolvería la situación procesal de los imputados.
La pareja está sospechada de haber acordado con el remisero Arlindo Hartmann un viaje desde Puerto Rico hasta las Colonias Unidas, en Paraguay, el pasado 31 de diciembre.
El remisero y sus pasajeros salieron del país por el Puente “San Roque González de Santa Cruz”, pero las autoridades migratorias no registraron a los ocupantes del Peugeot 306.
Al día siguiente su cuerpo apareció en Bella Vista, frente a Corpus, pero como no tenía documentos fue inhumado como NN. Tras ser reconocido por sus familiares, el cadáver fue repatriado.
El hijo de la víctima reconoció en el archivo fotográfico de la Policía al hombre que contrató el viaje: Mario “Neneco” González, quien ya protagonizó varios hechos delictivos en la zona de Puerto Rico.
El muchacho también lo reconoció en una ronda de sospechosos que se realizó luego en sede judicial.
La defensa de González le había pedido al juez Acosta que resolviera la situación procesal de su cliente, ya que se encuentra detenido desde hace casi dos meses.
El imputado sostuvo que no confía en la Defensoría Oficial, motivo por el cual ahora deberá buscar otro abogado particular.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE