Caso Iriarte: los camaristas rechazaron las casaciones

El planteo de los defensores fue refutado por el camarista Roque Martín González; mientras que los otros dos magistrados adhirieron a los fundamentos. El médico Iriarte fue asesinado en marzo de 1998. [su_note note_color=”#cdcdcd”]Ayer trascendió que fue el camarista Roque Martín González quien refutó cada uno de los puntos cuestionados de la sentencia que se dictó a fines del año pasado.[/su_note]El Tribunal Penal 2 de Posadas rechazó las casaciones que presentaron los defensores a la sentencia por la cual tres hombres fueron condenados a prisión perpetua por el homicidio del médico Carlos Daniel Iriarte.
Fuentes judiciales dijeron ayer que la resolución será comunicada hoy a las partes y luego se iniciarán los trámites legales para remitir la causa al Superior Tribunal de Justicia.

Es que al momento de presentar la Casación los defensores habían hecho reserva de recurrir en queja al máximo estamento de la Justicia de Misiones.

Ayer trascendió que fue el camarista Roque Martín González quien refutó cada uno de los puntos cuestionados de la sentencia que se dictó a fines del año pasado.

Los otros dos integrantes del Tribunal, Alfredo Escribano y Juan Enrique Calvo, adhirieron a esos fundamentos para rechazar los planteos de los defensores Liliam Belloni, Andrés Schwertner y Roxana Palombo.
Por el crimen del médico Carlos Daniel Iriarte, hecho que ocurrió en la madrugada del 3 de marzo de 1998 en Posadas, fueron condenados a prisión perpetua el ex policía Carlos Alberto “Carretilla” Lezcano; el remisero Victoriano “Sapo” Ponce y José Félix “El rengo” Ríos.
Iriarte fue ultimado a balazos, aparentemente cuando se resistió a que le robaran el dinero que momentos antes había ganado en el casino. El atraco se produjo cuando bajó a abrir la puerta del garaje, en la intersección de las calles Bermúdez y Berón de Astrada.
Cabe señalar que esta es la segunda sentencia que va a ser revisada por el STJ. En el año 2001 fue la fiscal Liliana Picazo quien recurrió en Casación y logró que los ministros de la Corte misionera anularan el fallo que dictó el Tribunal Penal 1.
En esa oportunidad, el principal sospechoso de haber efectuado los disparos que acabaron con la vida del médico fue absuelto por el beneficio de la duda.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE