Drástica caída de la demanda de maderas de Estados Unidos en el primer trimestre del año

El presidente de la Amayadap, Alfredo Gruber, se refirió al positivo balance exportador con que el sector de la industria maderera cerró el 2004, pero advirtió que este año las tendencias son preocupantes debido a que el mercado norteamericano -principal comprador- registró en los primeros meses una importante caída, «tanto en las ventas como en el precio del mercado internacional», dijo.
La noticia alentadora del crecimiento significativo de las exportaciones madereras de Misiones en 2004 -que incluso superó por primera vez al rubro de «pasta celulósica» durante el período de enero a noviembre del año pasado-, se vio empañada este primer trimestre del año para los empresarios de la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap), dado que la situación no se presentaría favorable debido a una «drástica» caída de la demanda de madera de Estados Unidos, principal destino de la producción misionera.

«El año pasado seguramente fuimos los líderes en las exportaciones, pero este año la situación no es muy favorable, por lo menos durante el primer trimestre se registró una drástica caída en los precios internacionales, prácticamente todo lo que es venta de moldura, blancks, y remanufacturas en general, es muy poco lo que se esta exportando en la actualidad. Hay otros productos que son para destinar a la producción de fabricas de muebles, o que son más estables y salen de los «commodittis» -como es el blancks y moldura-, y que se están manteniendo», explicó el presidente de la Amayadap, Alfredo Gruber, en diálogo con Radio A.

El mismo escenario seguiría al rubro de madera aserrada o machimbre, donde habría algunas pocas Pymes que están realizando exportaciones en la actualidad. «En 2002 eran más las empresas que exportaban solo madera aserrada, después optaron por la transformación, y hoy en madera aserrada sólo exportan aquellas empresas que están en condiciones de hacer un volumen grande, así que no creo que sea el caso de alguna Pyme», aclaró el directivo.

De esta manera, el cambio favorable que se vivió con la devaluación a principios del año 2002, se extendió hasta el año pasado, y fue el momento donde se produjo el crecimiento de las exportaciones de distintos productos y las empresas madereras reconvirtieron su industria a la producción con mayor valor agregado.

Si bien la instabilidad tanto de la demanda como de los precios del mercado internacional es «habitual» para los madereros, esperan que las tendencias de los próximos meses se mantengan como el año anterior. «Este es un negocio que está dominado por Estados Unidos, y siempre que aumenta mucho la oferta de madera, bajan los precios. Se debe tener en cuenta que en Misiones (Argentina) se crearon muchas empresas con transformación de la madera, al igual que en Brasil, y Chile, y esto afecta el mercado internacional. Entonces, un funciona bien, otro baja, y otro se mantiene estable o no. Yo tengo la esperanza de que habrá una reactivación en los próximos meses», pronosticó.

El «boom» del 2004

Según los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y procesados por la Subsecretaría de Comercio e Integración (SUCEI), en el período enero – noviembre de 2004 el sector productivo local realizó embarques por 368.095.000 de dólares. Es decir, que sin los registros del último mes ya superaron las exportaciones del buen año 2.003 que había cerrado con 320.626.000 dólares. Pero el indicador más significativo fue que por primera vez en los últimos años el rubro de mayor participación, la «Pasta celulósica», fue desplazado por el item «Madera y manufacturas». Durante el 2.003 se exportaron 252.377 toneladas de pasta, que generaron ingresos por 114.364.000 de dólares, mientras que se vendieron 361.082 toneladas de madera por 96.098.000 dólares.

El año pasado, en tanto, el INDEC registró exportaciones de madera por 129.594.000 dólares (385.964 toneladas) contra los 122.153.000 dólares de la pasta celulósica (227.571 toneladas).

Tal como se había comenzado a observar durante el 2.002, la salida de la Convertibilidad generó un escenario mucho más favorable para algunos rubros, fundamentalmente el maderero – mueblero y el de la pasta celulósica.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE