El año pasado la mortalidad infantil bajó tres puntos

En Misiones de cada mil nacidos vivos 16 mueren antes de cumplir el año y 11 antes del primer mes. En 2003 el indicador era de 19 por mil. La muerte materna alcanza a 5 por 10.000 habitantes.

La Tasa de Mortalidad Infantil se presenta como un indicador sensible para medir el desarrollo de una determinada población.

En Misiones las estadísticas señalan que de cada mil niños 16 mueren antes de cumplir el año. Esto significa que en 2004 la mortalidad infantil disminuyó tres puntos respecto al año anterior. La tasa actual es de 16,5 por mil nacidos vivos, mientras que en 2003 fue de 19,5. En total se registraron 445 defunciones contra 472 de 2003.


Los datos fueron procesados por la Dirección de Estadísticas del Ministerio de Salud Pública. El trabajo fue elaborado con la información obtenida de los formularios de nacidos vivos, defunciones y matrimonios, recibidos desde las oficinas de los Registros Civiles provinciales.

La Mortalidad Infantil incluye a los niños menores de un año de vida y comprende la muerte neonatal y postneonatal.

La muerte neonatal explica la ocurrida en el transcurso de los primeros 27 días de vida, que a su vez se divide en precoz (menos de siete días) y tardía (de siete a 27 días). La precoz es la que más preocupa, pues el fallecimiento del recién nacido en corto tiempo evidencia una falla en los controles y cuidados de la parturienta.

El año pasado la mortalidad neonatal en sus dos manifestaciones alcanzó a 11,1 por mil, cuando en 2003 la cifra fue de 12,3 por mil. Si bien es evidente la reducción de la tasa, no deja de ser alarmante que de cada mil niños once mueran antes de cumplir el mes de vida.

Por otro lado, el fallecimiento post-neonatal, es aquel ocurrido desde los 28 días hasta los once meses, cuyo número disminuyó dos puntos actualmente: es de 5,4 mientras que en 2003 trepó a 7,1 por mil. Resulta significativo que el año pasado hubo 74 muertes menos; 27 corresponden a menores de un año y 47 a niños de 1 a 4 años de edad. En el caso de la tasa de mortalidad materna se mantiene relativamente estable en relación con 2003: es de 5,9 por 10 mil habitantes.


En la región

Con estos números, la jurisdicción misionera se ubica entre las cinco primeras con los indicadores más críticos en tanto todavía no es posible definir con exactitud ya que las demás no han terminado de procesar sus datos.

Lo cierto es que el año pasado Misiones ocupaba el cuarto lugar y la lista era encabezada por Chaco con 23 por mil, le seguía Corrientes con 22, Formosa con 20, Misiones con 19,5 y Tucumán con 18.

Y aunque la provincia se encuentra tres puntos arriba de la media nacional, las proyecciones son optimistas, dado que en el transcurso de los últimos años la tasa bajó quince puntos. Fue en el año 1990 cuando se registró la mortalidad más elevada que alcanzaba por ese entonces a 32,1 por mil nacidos vivos.

Asimismo, se pretende atacar la problemática que tiene en la mira a las regiones del NEA y NOA con el Plan Nacer Argentina, que contempla brindar asistencia médica en forma gratuita a las embarazadas y niños hasta los 6 años.

La situación reviste importancia, teniendo en cuenta que los indicadores de salud son indispensables para evaluar los logros de la política sanitaria.


Natalidad


La contrapartida del descenso de la mortalidad infantil es que la tasa de natalidad aumentó, es de 26,08 por mil habitantes siendo de 25,01 el año anterior.

El registro demuestra la incidencia del embarazo precoz y madres niñas, situación que desencadena en consecuencias mayores como el incremento de las familias numerosas y los altos indicadores de desnutrición.


En América Latina


Cuba alcanzó en 2003 una tasa de mortalidad infantil de 6,3 por mil nacidos vivos, lo que lo convierte en el país con menor índice de América Latina.
Ése es el indicador internacional que mide el estado de salud de la población y en especial el desarrollo de la atención materno-infantil.

La tasa es menor inclusive a la de Estados Unidos (7), Costa Rica (9), Chile (10), Uruguay (14), Argentina (13), Venezuela (19), Panamá y Colombia (19), México (24), Ecuador (25), Paraguay (26), Brasil (30), Perú (30), Nicaragua y República Dominicana (32), El Salvador (33), Guatemala (36) y Haití (79), entre otros, según el informe sobre el Estado Mundial de la Infancia Unicef, 2004.

La medición de la tasa de mortalidad infantil incluye todas las defunciones en menores de un año que ocurren en la población de nacidos vivos en un período de 12 meses.

Durante los últimos cinco años el comportamiento en la isla de tal indicador señala que en 1999 fue de 6,4; en 2000 de 7,2, en 2001 de 6,2, en 2002 de 6,5 y de 6,3 en el año que acaba de finalizar.

La investigación oficial refleja también importantes diferencias entre jurisdicciones y estratos sociales, ya que mientras en la ciudad de Buenos Aires la mortalidad infantil es del 9,6 por mil, en Tucumán llega al 24,5 y en Formosa a 28,9 por mil.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE